Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

"Lo que la Contraloría nos pide es mejorar la buena base que tenemos"



  Diego Coto Ramírez       Dic 07, 2017  |  03:53 PM      36   Cobros

Mejorar la buena base de la gestión cobratoria es lo que Luis Diego Calderón Villalobos, director de Cobros de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) analiza del  informe “Gestión de cobro de la Caja Costarricense del Seguro Social”, de la Contraloría General de la República (CGR), entregado la semana pasada y enviado por comunicado de prensa a los medios de comunicación.

Calderón dijo que la deuda de ¢392 059 millones –entre patronos y trabajadores independientes- corresponde al monto histórico de los 76 años de existencia de este seguro a este año.

Según datos de la Dirección de Cobros de la CCSS, solo entre enero y octubre de este año-, se recuperó ¢339 412 millones, monto que equivale al 87% de la deuda histórica de la CCSS.

El funcionario afirmó que para medir el desempeño es más preciso medir la morosidad de un periodo con lo facturado en ese mismo periodo. El indicador de morosidad patronal de patronos y trabajadores independientes combinado, de enero a octubre de 2017, es de 1.88 por ciento, es decir, que la CCSS recuperó en los primeros 10 meses del 2017, el 98.12 por ciento de lo facturado a ambas poblaciones.  

Calderón dijo que el ente contralor solicita que se busquen mejoras operativas para:

  • Mejorar la calidad de la información, en la cual ha influenciado mucho la utilización de los teléfonos prepago y la cultura de cambiar seguido el número teléfono móvil y la no actualización de los datos, sobre todo de los trabajadores independientes.
  • Que se mejoren los indicadores que ya se tienen para medir los resultados y la gestión, es decir, que a pesar que se tienen indicadores de gestiones y resultados, solicitaron que sean más depurados.
  • Mejoras para hacer una mayor priorización de lo que se traslada a cobro judicial, pese a que a esta etapa, únicamente, se traslada el dos por ciento de lo no recuperado en la fase administrativa.
  • Y otras mejoras como una mayor gestión documental y una mejor coordinación entre las unidades institucionales.

El funcionario puntualizó que se ve con buenos ojos el informe de la CGR pues justifica muchas de las acciones que se han estado poniendo en marcha para la gestión cobratoria y que,  como cualquier proceso, la revisión de un ojo externo permite enriquecer los puntos de mejora.