Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

CCSS pide a población tomar medidas preventivas ante caída de ceniza



  Ana Gabriela Castro Mora       Feb 09, 2018  |  12:18 PM      559   Salud

Especialistas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) hicieron un llamado a la población, con el propósito de que adopte una serie de medidas preventivas ante la caída de ceniza que con alguna frecuencia afecta al país.

De acuerdo con la doctora Wing Ching Chan Cheng, especialista en neumología de la CCSS, si bien, la advertencia está dirigida a la población general, se debe prestar especial atención a las grupos adulto mayor e infantil, toda vez que la ceniza constituye una composición química que se caracteriza por ser áspera, abrasiva y algunas veces corrosiva, lo cual podría afectar  la piel, los ojos,  las vías respiratorias y provocar otros problemas de salud.

Entre las principales recomendaciones sugeridas por la especialista ante un alto volumen de caída de ceniza, figuran:

  • Evite realizar actividades al aire libre.
  • Recuerde que las personas más vulnerables a las afecciones por cenizas son las personas asmáticas y quienes padecen bronquitis.
  • En caso de contacto o irritación en sus ojos, no los restriegue, lávelos con abundante agua.
  • Use lentes que le protejan los ojos, especialmente si usa lentes de contacto.
  • Si tiene que salir cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo húmedo.
  • Use sombreros de ala ancha y camisas de manga larga.
  • No consuma alimentos en la calle.
  • Al llegar a su casa lave la ropa, sacúdale bien y lávela normalmente.
  • Mantenga la higiene personal.
  • Cubra lo recipientes donde acumula agua.
  • No se olvide de lavar bien los vegetales y frutas para quitarles la ceniza.
  • Mantenga limpio el sistema de drenaje.
  • Cierre puertas y ventanas y coloque toallas o trapos húmedos en las rendijas.
  • Proteja el equipo electrónico.
  • Limpie los juguetes de los niños y niñas  periódicamente.
  • No permita que sus niños jueguen con ceniza.
  • Mantenga a mano los medicamentos que toma diariamente, agua embotellada y ropa para  al menos tres días.

 

De la misma manera, la especialista hizo un llamado a los pacientes  con enfermedades respiratorias crónicas  para que cumplan  puntualmente con su tratamiento.

Explicó que los pacientes con asma, bronquitis crónica, rinitis y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que tengan la indicación de utilizar tratamientos de tipo preventivo, de control o mantenimiento, deben cumplirlos de forma permanente y por ningún motivo se deben suspender o utilizar de forma intermitente.

De esta manera, las personas  que  hayan suspendido su tratamiento preventivo, como el caso del medicamento beclometasona, deben retomarlo cuanto antes, en virtud de que resulta impredecible determinar hasta cuando se mantendrá la caída de ceniza y esto podría generar  que se descompense la enfermedad pulmonar que presentan.

Manifestó que la mayoría de estos pacientes disponen de medicamentos de “rescate”o crisis, como el caso de los inhaladores de salbutamol para los pacientes asmáticos, por lo que ante un aumento en los síntomas de dificultad respiratoria,  se debe utilizar de forma inmediata y de no lograrse una mejoría o si se presenta un empeoramiento de los síntomas, tales como, falta de aire, sensación de presión en el pecho o tos excesiva, se debe recurrir al servicio de urgencias más cercano para recibir la valoración y atención médica necesarias.

Por otra parte,  las personas con padecimiento de rinitis,  suelen afectarse con el aumento de síntomas como  estornudos, secreción, congestión y picazón nasal, por lo que deben  utilizar aerosoles nasales o antilaérgicos como tratamiento preventivo, en caso de ser necesario y no suspenderlo hasta que la situación ambiental se estabilice.

Asimismo, en caso de percibir descompensación o mucosidad de color verde o amarillo, se debe acudir para la valoración  de un especialista ante la posibilidad de requerir tratamiento con antibióticos.

Según la doctora Chan otra de las medidas es lubricar los ojos con lágrimas artificiales y las fosas nasales con suero fisiológico, así como lavar la cara y el cuerpo de forma frecuente, ante la presencia de problemas en la piel que puedan generar mayor irritación.