Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Expertos aseguran que costos administrativos de IVM son muy bajos



  María Isabel Solís Ramírez       Mar 20, 2017  |  09:28 AM      194   CCSS

Los costos administrativo que tiene el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) que administra la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) son  considerados uno de los más bajos en América Latina.

Según lo destaca el licenciado Jaime Barrantes Espinoza, Gerente de Pensiones de la CCSS, a diciembre del 2015, los costos por administración representaron un 3.06% sobro el total de ingresos efectivos, de conformidad con el último informe actuarial realizado por la Universidad de Costa Rica.

Como resultado de los esfuerzos realizados en año 2016, se disminuyeron los montos relacionados con los servicios personales y no personales, así como los gastos administrativos pagados al Seguro de Salud y para el cierre del año 2017, se espera optimizar al máximo los recursos con el propósito de mantener esa tendencia.

Barrantes Espinoza dijo que tales egresos están  dentro de los parámetros que establece la Ley Constitutiva de la CCSS, la cual señala que los costos administrativos del IVM no pueden superar el 5% de los ingresos efectivos.

Para Fabio Durán Valverde, experto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), precisamente el costo administrativo de un régimen de pensiones es uno de los indicadores utilizados comúnmente para medir el desempeño en la eficiencia de los programas de pensiones. Estas aseveraciones de Durán Valverde están incluidas en el libro “Metamorfosis 2041” publicado con motivo de los 75 años de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Según Valverde, los datos históricos revelan que los gastos administrativos han descendido continuamente a lo largo de las últimas décadas.  En el contexto latinoamericano, ese indicador ubica a la CCSS en una posición muy privilegiada y se halla en una posición muy ventajosa para continuar fortaleciendo y modernizando el sistema de administración de las pensiones sin colocar en riesgo los costos del  sistema.

Por su parte, el licenciado Álvaro Ramos, Superintendente de Pensiones, explicó que los gastos de IVM están determinados sustancialmente por el pago que se realiza de la pensiones.  Aunque consideró que siempre existen oportunidades para reducir costos en lo concerniente a administración, puntualizó que la mirada se debe poner en aquellos gastos que tienen el mayor peso relativo.

El IVM es la principal garantía de protección económica para la clase trabajadora y para sus familias  a través de una pensión, en la vejez o ante la contingencia de la invalidez o la muerte. Actualmente cotizan cerca de 1.5 millones de asegurados y a diciembre del 2016, había cerca de 230 mil pensionados

Los sistemas de pensiones son dinámicos en el sentido de que progresivamente la población envejece y los costos van aumentando.  Esto hace necesario realizar ajustes periódicos, acá y en cualquier parte del mundo en donde existan regímenes de pensiones, destacó.