Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Hospital Escalante Pradilla opera próstata con tecnología láser



  José Mairena Morera       Mar 12, 2018  |  04:35 PM      491   Hospitales

El  Hospital Escalante Pradilla comenzó un plan de cirugías para tratar el agrandamiento de la próstata con tecnología láser, sin ningún tipo de incisión en la piel, con lo cual se reduce la hospitalización y las secuelas, como eliminar el uso de sonda por varios días, como sucede tras la cirugía convencional.

Tras el éxito alcanzado en la primera semana, con la operación de ocho casos, el procedimiento se usará de manera ambulatoria en los próximos meses: el paciente ingresa por la mañana y regresa a su casa por la tarde, con prescripción de cuidados, descanso y autorización para hacer vida normal en 72 horas.

Es la primera vez que este hospital utiliza la tecnología láser para el tratamiento benigno de la próstata. Las autoridades institucionales darán seguimiento a los resultados para conocer los alcances y beneficios de la intervención, que es considerada una novedad en el abordaje quirúrgico.

El cirujano urólogo Steven Durán asegura que “el procedimiento eleva la capacidad resolutiva del hospital, con una de las técnicas más modernas a nivel mundial para este padecimiento, lo cual tiene a todos en la zona Brunca muy orgullosos por el logro y por ser pioneros en el país”.

En la región Brunca hay registros de 235 hombres con diagnóstico de crecimiento obstructivo de la próstata con necesidad de cirugía; sin embargo, no todos los pacientes califican para el procedimiento, pues las condiciones de la enfermedad permiten que solo el 40% de ellos, unos 94 en la zona, tengan opción a esa cirugía.

El padecimiento de la próstata es enfermedad común en hombres mayores de 65 años. Sin que la ciencia conozca por qué, la próstata crece con la edad y puede llegar obstruir la micción. A veces, la próstata también sufre un crecimiento irregular, pero por acción del cáncer. Las enfermedades pueden tener síntomas comunes, pero son totalmente diferentes.

Los tratamientos con medicamentos muchas veces resuelven el problema del crecimiento benigno, pero se opta por cirugía cuando la respuesta al tratamiento es reducida.

La operación se hace para mejorar el flujo de orina a través de la uretra, el conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia fuera del cuerpo, pues el paciente reporta dificultad para comenzar a orinar, molestias, sensación de no vaciar la vejiga, infecciones o, como caso más grave, la retención de orina.

La tecnología láser vaporiza el tejido benigno en lugar de cortarlo lo que se consigue es una mínima agresión y resultados inmediatos. Entre las ventajas para el paciente está evitar la hospitalización, porque se realiza de manera ambulatoria, y tener una recuperación, sin sangrados ni sondas.