Caja Costarricense de Seguro Social

Blog de Noticias

Acuerdo entre negociadores de la CCSS y UCR solo aguarda firma del rector

El acuerdo alcanzado entre los negociadores de la Universidad de Costa Rica y la Caja Costarricense de Seguro Social quedó finiquitado luego de una jornada de más de 12 horas de trabajo conjunto, entre representantes del Centro de Educación Superior y los delegados de la CCSS.

El último paso para suscribir el finiquito es el aval por  parte del rector de la UCR, doctor Henning Jensen Pennington, quien ayer se encontraba en la provincia de Guanacaste, se espera que una vez logrado el acuerdo se normalice la atención en el primer nivel de atención para aproximadamente 180.000 vecinos de las comunidades de San Pedro, Curridabat y La Unión, afectado en los últimos días por los paros parciales ejecutados por los empleados de la Universidad.

El 5 de diciembre  anterior las autoridades de la CCSS fueron notificadas oficialmente por parte de la UCR que no continuarían con el contrato mediante el cual habían prestado el servicio durante varios años, aduciendo fundamentalmente las pérdidas financieras en que incurrían.

En principio se negoció una prórroga por tres meses que concluyen el domingo 31 de marzo y a partir de ahí se corría el riesgo del cierre de los programas, por lo que las autoridades de la CCSS solicitaron la extensión del plazo, en procura de sustituir al proveedor, lo que demandará a criterio de la entidad al menos un año, mientras se cumplen las formalidades de la Ley de Contratación Administrativa y el nuevo encargado se organiza para la prestación de los servicios que en el caso de salud son complejos en su implementación.

De concretarse la firma por parte del máximo jerarca de la UCR, se suscribiría un Adendum a la Contratación Directa que data del año 2003 que tiene como fin la prestación de servicios integrales de salud en los cantones de Montes de Oca, Curridabat y San Juan-San Diego y Concepción ubicados en el cantón de La Unión.

El entendimiento entre los representantes de las dos importantes entidades de Salud y Educación, que nacieron casi simultáneamente a la vida jurídica en la década de los cuarenta del siglo pasado, lo que procura es salvaguardar el derecho a la salud mediante la continuidad del servicio a los vecinos de las comunidades mencionadas.

El documento remitido por la Presidenta Ejecutiva de la CCSS doctora Ileana Balmaceda con carácter del borrador de acuerdo satisface las inquietudes expresadas en su momento por los representantes universitarios y le concede un plazo prudencial de 12 meses a partir del próximo primero de abril, periodo durante el cual la Caja deberá trasladar la prestación a un nuevo operador de conformidad con el cartel publicado esta semana.

Como parte del acuerdo alcanzado por los cuadros técnicos que incluyeron por parte de la CCSS a la gerente médica, doctora María Eugenia Villalta y al gerente financiero, Gustavo Picado, la institución aseguradora reconocería los gastos reales en que incurra la UCR en la prestación de los servicios, lo que se estima en la suma de ¢726 millones mensuales, previa validación por parte de las instancias del Seguro Social.

En materia de costos la UCR deja al margen los incentivos comprendidos a sus trabajadores que están derivados de la ley de la Junta de Pensiones del Magisterio, los aportes a la Junta de Ahorro y Préstamo, las aportaciones al Fondo de Jubilaciones del Magisterio y el 5% de los ingresos que le reporta el Programa de Atención Integral en Salud (PAIS) a  la UCR.

Fundamentados en las reglas anteriores se reconocerán los gastos reales de la UCR a partir del 1° de enero del presente año.

Como parte del acuerdo preliminar y durante el periodo que dure en ejecución la ampliación del adendum, ambas entidades conformarían una comisión interistitucional que se encargaría en un plazo de 30 días, del diseño de un plan de optimización de los recursos con el propósito de reducir costos en las áreas donde sea susceptible de hacerlo.

En este momento las autoridades de la CCSS implementan las acciones orientadas a la transición hacia la búsqueda de un nuevo proveedor, lo que eventualmente acortaría el plazo de vigencia del adendum que suscribiría con la Universidad de Costa Rica.

En virtud de que el monto de la negociación superará el millón de dólares, la Junta Directiva de la CCSS avalaría el acuerdo, que de alcanzarse, tal y como esperan las autoridades de la entidad, permitirá una transición bien coordinada, lo que evitaría contratiempo a los usuarios, quienes en todo momento han estado dentro del espíritu de los acuerdos que se espera culminen en las próximas horas ante la disposición manifiesta de los equipos negociadores.

Licitación se publicó ayer

Precisamente,  este viernes, se publicó una invitación a los diferentes oferentes que ya han expresado su interés en participar en este proceso contractual para el cual, la Contraloría General de la República autorizó un mecanismo abreviado de contratación.  Se espera, entonces, que antes de que finalice el 2013, un nuevo proveedor brindará servicios a los vecinos de esas localidades.

El convenio CCSS-UCR  comprende 45 ebais  mediante el Programa de Atención Integral en Salud (PAIS), de los cuales 13 ebais se ubican en Concepción, San Diego y San Juan de La Unión,   17 en el cantón de  Curridabat  y 15 en Montes de Oca.

Este contrato, se empezó a ejecutar desde el 2004 para una cobertura inicial de  193.727 habitantes.  El contrato tenía una vigencia de 5 años y hasta cinco años de prórroga. 

El 31 de diciembre del 2012, se venció la última prórroga negociada, pero en aquella oportunidad, se acordó una nueva, mientras tanto, la CCSS se preparaba para asumir o contratar tales servicios por parte de terceros.