Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Campaña de detección de cáncer de cuello de útero continuará esta semana en Cañas



  José Mairena Morera       Mar 07, 2016  |  05:44 PM      569   Cáncer

Lspan style="font-size: 12.16px; line-height: 1.3em;">La campaña para detectar lesiones sospechosas de cáncer de cuello del útero continuará mañana en  el Centro de Atención Integral en Salud  (CAIS) de Cañas, provincia de Guanacaste.


 



Según lo explicó el doctor Diego Casanova, enfermero obstetra de esta unidad médica, la pretensión es captar alrededor de 420 mujeres sexualmente activas entre los 20 y 65 años de edad, en virtud de que es un grupo de edad considerado de riesgo. 


 


La campaña comenzó el viernes anterior y está programada para los días 8, 9, 17, 18, 30, 31 de marzo.  Las mujeres que se encuentren dentro de la población de ese grupo podrán sacar su cita con su respectivo equipo básico de atención integral en salud (Ebáis), para que no se tengan que desplazar hasta la sede del área de salud ni tengan que madrugar.


 


Sobre el cáncer de cuello de útero


 


Si usted tiene más de tres años de no hacerse el Papanicolaou, trate de hacerse el examen en los próximos días. Y si tiene programado hacerlo este año, programe su cita y salga de eso, porque siempre es bueno llegar a tiempo.


 


El propósito del examen es encontrar lesiones que, con el paso de los años, pueden llegar a ser cáncer. También se pueden encontrar lesiones de lesiones tempranas de cáncer que es cuando hay altas posibilidades de curación. En esa etapa, cuando el cáncer comienza, no da síntomas, por eso el examen es tan importante, porque podemos recibir tratamiento. 


 


En todo los ebáis las mujeres sexualmente activas entre 21 y 65 años pueden solicitar el examen. Cumplir con este examen es una buena manera de cuidar su salud.


  


Preparación para el procedimiento


 


Para asegurarse de que los resultados de la prueba de Papanicolaou sean lo más precisos posible, no tenga relaciones sexuales durante dos o tres días antes de la prueba. Además, no utilice tampones, espumas anticonceptivas, medicamentos vaginales, lavados vaginales, o talcos o cremas vaginales durante dos o tres días antes de la prueba; estos productos pueden limpiar las células anormales.


El mejor momento para programar su prueba de Papanicolaou es al menos cinco después del final de su período menstrual. 


 


Durante el procedimiento


 


La prueba puede ser incómoda, pero por lo general no es dolorosa. Es posible que sienta menos molestia si vacía la vejiga antes del examen y, además, realiza respiraciones profundas y relaja los músculos durante el procedimiento.


 


Cuando llegue para realizarse el examen, es posible que el profesional de la atención médica le haga algunas preguntas básicas relacionadas con la prueba, que incluyen las siguientes:


 


•¿Está embarazada?


•¿Usa algún método anticonceptivo?


•¿Qué medicamentos ha utilizado recientemente?


•¿Fuma?


•¿Cuándo fue su último período menstrual y cuánto duró?


•¿Tiene algún síntoma, como picazón, enrojecimiento o llagas?


 


Después del procedimiento


 


Usted puede reanudar sus actividades habituales inmediatamente después de la prueba de Papanicolaou. Puede tener una pequeña cantidad de sangrado vaginal después de la prueba de Papanicolaou. Sin embargo, avise al médico si experimenta mucho sangrado.


 


Consulte a su médico con qué frecuencia debe realizarse una prueba de Papanicolaou. Las investigaciones demuestran que casi todos los cambios cervicales se pueden detectar con exámenes de detección regulares y tratar antes de que se vuelvan cancerosos.