Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

CCSS aceleró la consulta especializada a 28 404 pacientes



  María Isabel Solís Ramírez       Ene 10, 2019  |  05:59 PM      2787   CCSS

Mediante diversas estrategias tales como jornadas de producción, de alta resolución y el empleo de teledermatología, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) agilizó la atención a 28 404 pacientes durante el 2018.

La doctora Marny Ramos Rivas y Tania Jiménez Umaña, ambas de la Gerencia Médica de la CCSS, destacaron que es un resultado muy significativo, puesto que en los establecimientos de salud donde se efectuaron estas acciones los plazos de atención se redujeron considerablemente.

Por ejemplo, hubo seis establecimientos como la clínica Clorito Picado en Cinco Esquinas de Tibás,  la clínica Ricardo Jiménez Núñez en Goicoechea,  la Ricardo Moreno Cañas en barrio Cuba, el Centro de Atención Integral en Salud de Desamparados, el hospital Max Peralta de Cartago y el hospital Fernando Escalante Pradilla de Pérez Zeledón que pusieron al día el plazo de atención  en dermatología, tras un proyecto en el que se usó el programa institucional de teleconsulta.

En este caso, se incursionó en un esquema de atención donde se contrataron a dos especialistas en dermatología que se instalaron en un centro de atención virtual que se estableció en las instalaciones del Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (Cendeisss) y ellas en forma remota atendieron la demanda de consultas existente en los establecimientos con mayor plétora de pacientes.   Los pacientes fueron presentados por médicos generales de los hospitales donde consultaron y mediante ese esquema se atendieron a unas 10 mil personas.

Hospitales como el Max Peralta de Cartago desarrollaron jornadas de producción en oftalmología mediante las cuales se pudo reducir el tiempo de espera en un 45%. 

En este momento se realizan jornadas de producción en los hospitales San Rafael de Alajuela, San Vicente de Paúl, San Carlos, Monseñor Sanabria,  Max Peralta de Cartago, Enrique Baltodano de Liberia y Ciudad Neily y la clínica Morenos Cañas en especialidades tales como ortopedia, urología, otorrinolaringología y oftalmología.

Adicionalmente, se efectuaron jornadas de alta impacto en los hospitales Enrique Baltodano de Liberia, William Allen de Turrialba,  el Monseñor Sanabria de Puntarenas y en el hospital de Ciudad Neily en las que, durante los fines de semana, se atendieron  a tres mil personas en especialidades tales como: cardiología, oftalmología, fisiatría, radiología y dermatología.

También se introdujo en estas jornadas de alto impacto,  la cámara no midriática para efectuar el fondo de ojo y poder acelerar la detección y el diagnóstico de la retinopatía diabética.  La realización de este tipo de jornadas de alto impacto permitió que esas especialidades se establecieran en plazos razonables para la población.

De acuerdo con la doctora Ramos, los resultados fueron tan significativos que se logró acelerar el tiempo de atención al punto que se logró reducir en promedio la atención en la consulta especializada de 245 días a 212 días.

Todas estas acciones forman parte del Plan de Atención Oportuna que aprobó la Junta Directiva en el 2015 para mejorar la calidad y la oportunidad de la atención.