Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

CCSS diseña vía rápida para atención de enfermos con sospecha de cáncer de pulmón



  José Mairena Morera       Feb 18, 2014  |  09:15 AM      3018   Cáncer

<

  • El cáncer de pulmón es uno de los siete prioritarios en el país: es la tercera causa de muerte específica por cáncer en hombres y la quinta en mujeres.


  • La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tiene nuevas instrucciones para el manejo de los pacientes con sospecha de cáncer de pulmón. La conducción en red de los casos acortará a menos de dos meses el tiempo entre la detección de la sospecha en el  Ebáis y el estudio definitivo en el hospital, donde se descarta el padecimiento o se comienza el tratamiento.

    La neumóloga Wing Chan Cheng, líder clínica del grupo técnico que diseñó la ruta de vía rápita entre los niveles de atención,  afirma que el beneficio será de gran impacto “porque disminuir el tiempo de respuesta, puede aumentar la oportunidad de vida de los pacientes”, dado que el cáncer de pulmón no presenta síntomas en etapas tempranas.

    La directriz de la CCSS uniforma los criterios de referencia de los pacientes desde los Ebáis hacia los servicios de Neumología y Cirugía de Tórax en los hospitales, establece prioridades para el acceso rápido a exámenes de alta tecnología, y propone el estudio de cada caso realizado por un grupo especialistas para decidir el abordaje clínico idóneo.




    “Este trabajo en cáncer de pulmón es parte de un proceso mayor que está en marcha y busca la definición de métodos para la prevención, detección temprana y tratamiento oportuno de todos los cánceres prioritarios de la Institución” afirma la doctora Marjorie Obando, coordinadora de la Coordinación Técnica del Cáncer de la CCSS.

    La elaboración de estos lineamientos han sido el fruto del esfuerzo y compromiso de diferentes especialistas que formaron parte del grupo consultor de la Coordinación Técnica de Cáncer.

    “Luego de aprobados, el diseño de la vía rápida para la persona con sospecha de cáncer de pulmón entra a la fase de divulgación en cada una de las unidades responsables de su ejecución que tomará unos meses”, dice el Dr. Estaban Cantillo, miembro del comité técnico del Cáncer de la CCSS.

    RESPUESTA INMEDIATA A DIAGNÓSTICO TARDÍO
    •    Cuando hay signos sospechosos, el paciente se priorizará para estudios con el fin de confirmar el diagnóstico, determinar la extensión de la enfermedad y comenzar el tratamiento.

    La directriz es importante porque, usualmente, los pacientes con cáncer de pulmón se diagnostican en estado avanzado. Según la especialista Chan Cheng, esto sucede en parte, porque el cáncer de pulmón no presenta síntomas en etapas tempranas, sumado a que los enfermos, principalmente tabaquistas, poco relacionan los síntomas leves, como tos persistente, con la gravedad y el estado de urgencia de la enfermedad.

    En fases precoces de la enfermedad, el cáncer de pulmón no produce ningún tipo de síntomas o son muy inespecíficos. El diagnóstico temprano es generalmente accidental, pues  se diagnostica por pruebas que se realizan para descubrir otros problemas de salud.

    La mayoría de las veces, el cáncer de pulmón se diagnostica cuando los síntomas obligan al paciente a acudir al médico, por síntomas considerados tardíos dentro del avance del cáncer, por lo que suele diagnosticarse en etapas avanzadas.

    Los síntomas más comunes son tos  persistente y  dolor torácico que tiende a empeorar. Entre otros síntomas, también se consideran de sospecha: tos con flemas y sangre, pérdida de peso acelerada o falta de aire.

    FUMADORES RECONOCERÁN EL RIESGO
    •    Si el asegurado reporta consumo de tabaco, irá a una charla breve para reconocer el riesgo y motivarlo a la cesación del fumado. 

    Además de la vía rápida de atención, la directriz también establece la obligatoriedad de hacer una explicación razonada y motivacional de toda persona que llegue al ebáis y sea identificado como fumador, con el fin de explicarle la importancia de dejar el fumado cuanto antes, para evitar el enganche de la adicción y el deterioro de la función pulmonar.

    La charla brinda una opinión explícita sobre la importancia de dejar de fumar, permite que el paciente identifique al tabaco como un problema de salud y lo motiva para promover la cesación del fumado. Se ha demostrado que la intervención breve de 3-5minutos puede ser suficiente para la cesación del fumado.

    Con esta técnica de intervención rápida, se busca que las personas que fuman puedan reconocer el riesgo del fumado para su salud, valorar los beneficios para dejarlo y, con ese nuevo conocimiento, orientar su voluntad para comenzar el proceso de dejar de fumar.

    Por ejemplo, el tabaquismo en la mujer puede provocar una reducción de la fertilidad e incrementa el riesgo de menopausia precoz, contribuye a la pérdida de calcio óseo y, en fase postmenopáusica, agrava la osteoporosis en las mujeres, entre otros problemas.

    PULMÓN Y TABAQUISMO

    •    Se han encontrado alrededor de 4 mil sustancias tóxicas en cigarro, de las cuales 40 son potenciales causantes de cáncer.

    “En Costa Rica, de cada cien casos de cáncer, 15 tienen alguna relación con el fumado y, de cada cien muertes por cáncer, 18 también están relacionadas con la adicción al tabaco”, asegura el Dr. Alejandro Calderón, del Proyecto de Fortalecimiento de la Atención Integral del Cáncer y basado en los datos del Registro Nacional de Tumores.

    El cáncer de pulmón se presenta con más frecuencia entre los 50 y 75 años,  con reporte de un registro alto de  casos entre los 65 y 70 años, aunque se reconocen casos entre los 35 y 40 años.

    El impacto del cáncer de pulmón es fuerte  tanto en hombres como en mujeres, y por eso es parte de los cánceres prioritarios que, en el años 2009, la CCSS definió como una de sus prioridades.

    Aunque, la proporción entre géneros es de dos a uno;, es decir, por cada dos casos en hombres, hay uno  en mujeres. Así, de cada 100 cien mujeres con cáncer en el país, 3 tienen cáncer de pulmón y, de cada cien muertes por cáncer en mujeres, 5 son por cáncer de pulmón. En el caso de los hombres, 4 de cada cien con cáncer tiene de pulmón y 9 de cada cien muertes por cáncer es por cáncer de pulmón. 

    El cáncer de pulmón es, en relación con el cáncer en hombres, sexto en incidencia y tercero en mortalidad y, en relación con el cáncer en mujeres, es quinto en mortalidad y no está entre los 6 primeras de incidencia.