Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

CCSS buscará casa por casa a mujeres con cáncer de mama



  María Isabel Solís Ramírez       Oct 06, 2016  |  05:49 PM      2808   Cáncer

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), buscará casa por casa a mujeres con cáncer de mama con el propósito de diagnosticarlas y atenderlas oportunamente para reducir el impacto del cáncer de mama en Costa Rica.

Con ese objetivo, en el último trimestre del 2016, se realizará un censo de las mujeres de  a quienes, a partir del mes de marzo del 2017, se les realizará el primer tamizaje de esa enfermedad maligna que se lleva a cabo en el territorio nacional. 

Según lo destacó la doctora María del Rocío Sáenz Madrigal, presidenta ejecutiva de la CCSS, este tamizaje se realizará en las cinco áreas de salud que presentan la mayor incidencia de cáncer de mama entre ellas: Tibás-Uruca-Merced, La Carpio, León XIII, Goicoechea 2 y Moravia.

Las mujeres que se invitarán a esta tamizaje serán aquellas cuya edad oscila entre los 45 y 69 años de edad y que no presentan factores de riesgo ni sospecha de cáncer de mama.  El cáncer de mama es el primer tumor en incidencia en mujeres en Costa Rica y ocupa el primer lugar en mortalidad por cáncer en mujeres en Costa Rica desde el año 2002.

De acuerdo con el doctor Thomas Meoño Martín, el plan consiste en una invitación que se hará a mujeres con esas características a realizarse una mamografía en la clínica Clorito Picado de Cinco Esquinas de Tibás o en la Clínica Ricardo Jiménez Núñez de Goicoechea. Durante el 2015, se realizaron 133 831 mamografías.

En caso de que la mamografía sea  normal, esta mujer tendrá su cita de control en dos años, de acuerdo con la norma de atención para las personas con cáncer de mama del Ministerio de Salud emitida en el  2014. 

Aquellas que salgan con alguna alteración en la mamografía, se analizarán de acuerdo con una clasificación empleada internacionalmente que determina el riesgo de malignidad y la cual va de cero a seis. Las mujeres a quienes se les clasifica con un puntaje que oscila entre cero y cuatro, se  les valorará con estudios complementarios seis meses después y a quienes obtienen puntajes de cuatro a seis, se les remitirá para que se realicen una biopsia.

A todas las mujeres con mamografías alteradas, independientemente de la clasificación, serán referidas a la Clínica de Mama correspondiente para acelerar el proceso diagnóstico en procura del tratamiento que los especialistas consideren pertinente.

Meoño explicó la pretensión es tamizar en este plan piloto a unas 14 mil mujeres en un plazo de dos años y, posteriormente, se evaluará y definirá el proceso para expandirlo a todo el territorio nacional con la intención de llegar a valorar a  unas 610 913 mujeres, con la esperanza de reducir la mortalidad en un plazo de 10 años.

Paralelamente, como parte de este proceso, la CCSS también incrementó el número de clínicas de mama en todo el país al punto que en este momento existen 68, con las cuales se logrado mejorar la calidad y la oportunidad de la atención en pacientes con sospecha de portar este tumor maligno.  Adicionalmente, con este modelo de atención se ha fortalecido  la estructura de atención en red desde el primer nivel hasta el tercer nivel.

La CCSS también ha expandido el programa de Navegadoras en todo el territorio nacional, con el propósito de ofrecer un acompañamiento a las mujeres que tienen cáncer de mama de manera que se les haga más fácil el proceso de diagnóstico y tratamiento que se realiza en la CCSS.

La CCSS ha hecho el esfuerzo de dotar a todos los hospitales de mamógrafo así como algunas áreas de salud como Coronado, Marcial Fallas, Jiménez Núñez de Goicoechea, San Rafael Puntarenas, Cañas, Puriscal, Moreno Cañas y Cañas.

También se ha trabajado en el fortalecimiento de las clínicas de mama de los hospitales periféricos.  Se ha logrado integrar de forma multidisclinaria porque tienen oncología, radiología, cuidados paliativos, fisiatría,  trabajo social, psicología, entre otras especialidades.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) buscará casa por casa a mujeres con cáncer de mama con el propósito de diagnosticarlas y atenderlas oportunamente para reducir el impacto del cáncer de mama en Costa Rica.

Con ese objetivo, en el último trimestre del 2016, se realizará un censo de las mujeres de  a quienes, a partir del mes de marzo del 2017, se les realizará el primer tamizaje de esa enfermedad maligna que se lleva a cabo en el territorio nacional. 

Según lo destacó la doctora María del Rocío Sáenz Madrigal, presidenta ejecutiva de la CCSS, este tamizaje se realizará en las cinco áreas de salud que presentan la mayor incidencia de cáncer de mama entre ellas: Tibás-Uruca-Merced, La Carpio,  León XIII, Goicoechea 2 y Moravia.

Las mujeres que se invitarán a esta tamizaje serán aquellas cuya edad oscila entre los 45 y 69 años de edad y que no presentan factores de riesgo ni sospecha de cáncer de mama.  El cáncer de mama es el primer tumor en incidencia en mujeres en Costa Rica y ocupa el primer lugar en mortalidad por cáncer en mujeres en Costa Rica desde el año 2002.

De acuerdo con el doctor Thomas Meoño Martín, el plan consiste en una invitación que se hará a mujeres con esas características a realizarse una mamografía en la clínica Clorito Picado de Cinco Esquinas de Tibás o en la Clínica Ricardo Jiménez Núñez de Goicoechea.  Durante el 2015, se realizaron 133 831 mamografías.

En caso de que la mamografía sea  normal, esta mujer tendrá su cita de control en dos años, de acuerdo con la norma de atención para las personas con cáncer de mama del Ministerio de Salud emitida en el  2014.  

Aquellas que salgan con alguna alteración en la mamografía, se analizarán de acuerdo con una clasificación empleada internacionalmente que determina el riesgo de malignidad y la cual va de cero a seis. Las mujeres a quienes se les clasifica con un puntaje que oscila entre cero y cuatro, se les valorará con estudios complementarios seis meses después y a quienes obtienen puntajes de cuatro a seis, se les remitirá para que se realicen una biopsia.

A todas las mujeres con mamografías alteradas, independientemente de la clasificación, serán referidas a la Clínica de Mama correspondiente para acelerar el proceso diagnóstico en procura del tratamiento que los especialistas consideren pertinente.

Meoño explicó la pretensión es tamizar en este plan piloto a unas 14 mil mujeres en un plazo de dos años y, posteriormente, se evaluará y definirá el proceso para expandirlo a todo el territorio nacional con la intención de llegar a valorar a  unas 610 913 mujeres, con la esperanza de reducir la mortalidad en un plazo de 10 años.  

Paralelamente, como parte de este proceso, la CCSS también incrementó el número de clínicas de mama en todo el país al punto que en este momento existen 68, con las cuales se logrado mejorar la calidad y la oportunidad de la atención en pacientes con sospecha de portar este tumor maligno. Adicionalmente, con este modelo de atención, se ha fortalecido  la estructura de atención en red desde el primer nivel hasta el tercer nivel.

La CCSS también ha expandido el programa de Navegadoras en todo el territorio nacional, con el propósito de ofrecer un acompañamiento a las mujeres que tienen cáncer de mama de manera que se les haga más fácil el proceso de diagnóstico y tratamiento que se realiza en la CCSS.

La CCSS ha hecho el esfuerzo de dotar a todos los hospitales de mamógrafo así como algunas áreas de salud como Coronado, Marcial Fallas, Jiménez Núñez de Goicoechea, San Rafael Puntarenas, Cañas, Puriscal, Moreno Cañas y Cañas.

También se ha trabajado en el fortalecimiento de las clínicas de mama de los hospitales periféricos.  Se ha logrado integrar de forma multidisciplinaria porque tienen oncología, radiología, cuidados paliativos, fisiatría, trabajo social, psicología, entre otras especialidades.