Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

CCSS exhorta a pacientes con males crónicos a no abandonar tratamientos



  María Isabel Solís Ramírez       Jun 01, 2016  |  06:11 PM      2849   CCSS

Dspan style="font-size: 12.16px; line-height: 1.3em;">Desde frascos de insulina empleados para el control de la diabetes, hasta medicamentos para reducir el riesgo de coágulos en las arterias, fueron encontrados, sin abrir,  por personal de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), en viviendas de pacientes.


 



Para el doctor Esteban Vega de la O, de la Coordinación Institucional de Servicios Farmacéuticos de la CCSS esta situación es un síntoma y una alerta de que los pacientes están retirando los medicamentos de las farmacias, pero no se los están administrando, lo que engendra  complicaciones y variadas visitas a los servicios de emergencias por descompensaciones de su enfermedad.


 


La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la falta de adherencia al tratamiento como un problema de salud pública y un reto para los sistemas de salud a fin de que identifiquen y superen las barreras que limitan una óptima adherencia al tratamiento. 


 


La mala adherencia es responsable de entre el 5 y 10% de los ingresos hospitalarios, de 2,5 millones de urgencias médicas y 125.000 fallecimientos al año en Estados Unidos, y en el caso de Costa Rica, al igual que países desarrollados, representa un reto por superar,  dentro del cual el paciente y su red de apoyo es un actor fundamental.


 


La falta de adherencia empeora la enfermedad, produce un incremento de la morbi-mortalidad, disminuye la calidad de vida y eleva la necesidad de administrar otros tratamientos, además de que aumenta el consumo de recursos asistenciales para atender complicaciones de salud asociadas a una mala adherencia al tratamiento. 


 


Esta situación, de acuerdo con el doctor Vega,  no sólo afecta al sistema de salud,  sino también al paciente y sus familias quienes incurren en una serie de gastos asociados a los costos por desplazamiento a los establecimientos de salud, contratación de cuidadores para al período de incapacidad  y pérdida de la capacidad productiva cuando esa enfermedad crónica genera secuelas irreversibles.


 


Adujo que el sistema de salud costarricense, se caracteriza por garantizar el acceso a los medicamentos de calidad y seguridad comprobada, pero ahora el reto por alcanzar  es promover el uso correcto de los medicamentos a través de los programas de educación a los pacientes, su familia y su comunidad.


 


El especialista en farmacia explicó que los recursos destinados al acceso de medicamentos se convierten en una  inversión cuando estos son utilizados en forma correcta y en un gasto cuando se emplean en forma intermitente o del todo no se utilizan, se acumulan en los hogares y posteriormente, se desechan.


 


La CCSSS no tiene cifras absolutas sobre el volumen real de medicamentos que se acumulan en los hogares, sin embargo, los hallazgos encontrados revelan que el problema se está dando y por ello la institución está haciendo la advertencia para que esta situación no se repita en otros hogares.


 


Existen una serie de razones por las cuales los pacientes no utilizan a cabalidad  los medicamentos a pesar de constituir junto con la implementación de hábitos de vida saludable, un factor clave para el control de la enfermedad y calidad de vida. Entre ellas se citan los siguientes:


 


•Desconocimiento sobre la importancia de ser adherente al tratamiento,  de cómo utilizarlo correctamente y las consecuencias de no utilizarlo.


•Existencia de una negación de la enfermedad. 


•Debido al carácter asintomático de la enfermedad consideran que no es necesario el tratamiento del todo o parcialmente (por ejemplo en el caso de la hipertensión).


•Temor por posibles efectos adversos (acceso en internet sin ninguna asesoría de un profesional en la salud).


•Olvido involuntario. 


•Falta de red de apoyo sobre todo en el caso de los pacientes adultos mayores.


 


Acciones institucionales


 


Como parte de las estrategias de sensibilización y educación de los pacientes, el próximo viernes 3 de junio, los servicios de farmacia de la CCSS estarán realizando una campaña de recolección de medicamentos que los pacientes tienen en sus hogares.


 


Dicha campaña tiene por objetivo de reducir el riesgo de eventuales  intoxicaciones medicamentosas.  También se procura realizar  una disposición amigable con el ambiente siguiendo los protocolos definidos para la destrucción de medicamentos a nivel nacional, así como de sensibilizar a los pacientes sobre la importancia de no acumular medicamentos y de utilizarlos correcta y racionalmente. 


 


Al mismo tiempo, la CCSS ha venido implementando en forma sistemática a nivel nacional y desde las farmacias ubicadas a lo largo y ancho del territorio nacional los programas de Atención Farmacéutica y en específico la consulta de atención farmacéutica, que consiste en una atención personalizada que se ofrece en un consultorio farmacéutico, dirigida al  paciente y a su red de apoyo.


 


En estas consultas que tiene estandarizados los instrumentos y las  metodologías de atención, se abordan principalmente temas de información sobre el tratamiento farmacológico del paciente, estrategias de adherencia al tratamiento y de hábitos de vida saludable que permitan coadyuvar a lograr los resultados clínicos esperados con el uso de un tratamiento farmacológico. 


 


Durante el año 2015, se brindaron  en los tres niveles de atención, 27.400 consultas de las cuales 7.900 corresponden  a pacientes nuevos que, en su gran mayoría, fueron referidos por el médico al farmacéutico para lograr la adherencia al tratamiento y subsecuentemente resultados clínicos esperados. 


 


Asimismo, 19.500 pacientes recibieron consultas subsecuentes de atención farmacéutica, con el objetivo de acompañarlos en la implementación de las estrategias individualizadas para mejorar el uso de los medicamentos, pero además para analizar la evolución del paciente a partir de las medidas de intervención identificadas.


 


Vega de la O destacó que es fundamental que el paciente cada vez que acuda a consulta médica informe al médico sobre los medicamentos que le son prescritos y que retira en otro centro de salud o que adquiere mediante la vía privada, con el fin de evitar doble medicación, posibles sobredosificaciones o interacciones, así como la acumulación  de medicamentos,   lo que representa una pérdida de recursos para el sistema.


 


De igual forma, cuando acuden al servicio de farmacia  debe informar en la ventanilla en el momento que retira sus medicamentos cuáles de ellos se le despachan en otro establecimiento de salud y que no necesita.