Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

El 100% de los niños con cáncer son tratados en Costa Rica



  José Mairena Morera       Feb 18, 2013  |  03:13 PM      3287   Cáncer

El Hospital Nacional de Niños diagnostica, en promedio, 137 tumores malignos por año,  por lo que el cáncer infantil representa 1.5% de los casos totales de cáncer en el país. La leucemia,  los tumores cerebrales y los linfomas son los cánceres más frecuentes en la edad pediátrica, pues juntos suman el 66% de todos los tumores reportados en esta edad.



Sin embargo, el cáncer es la cuarta causa de fallecimiento en niños mayores de un año, aunque esta mortalidad ha disminuido en las últimas décadas, gracias a los nuevos protocolos de quimioterapia, medidas de soporte y diagnóstico precoz.


La mortalidad por estos tumores ha disminuido considerablemente, por lo que la sobrevida global de estos pacientes en la actualidad es alrededor del 75%.


“Gracias al abordaje integral del cáncer, que incluye el apoyo a la familia para que puedan venir desde cualquier parte del país a ser tratados en el hospital nacional de Niños, el cien por ciento de los niños son tratados, lo cual es una tasa ejemplarizante en países en vías de desarrollo”, comenta el Dr. Juan Carrillo, jefe de departamento hemato-oncológico Hospital Nacional de Niños.


Parte de ese abordaje integral lo aporta la Asociación de Lucha contra el Cáncer infantil que aporta, entre otros insumos, el albergue donde las familias pasan días bien atendidos durante las sesiones de tratamiento.


Diagnóstico temprano, mejor pronóstico


Los signos y síntomas más frecuentes que guían la sospecha de la presencia de cáncer en un niño son: fiebre prolongada, sangrado en piel o mucosas, dolor de cabeza, aumento o inflamación de los ganglios, masas en abdomen, mediastino, piel o partes blandas, dolores osteoarticulares y pérdida de apetito.


Muchos de estos signos clínicos no son específicos de enfermedad maligna y son comunes a otras patologías pediátricas mucho más frecuentes y sin riesgos a la vida.
 
Por la tanto, los especialistas del Hospital Nacional de Niños recomiendan centrar la atención en la “severidad de cómo se manifiestan estos signos, su persistencia, progresión, o la mala respuesta y evolución a un tratamiento dado”, lo que da alerta tumor maligno.
 
A los padres les piden centrar la atención en “pelotitas” que aparecen sin aviso, que son duras y no presentan ningún otro síntoma. También si ocurren vómitos súbitos, llamado “en proyectil”, que no da tiempo de aviso entre la sensación de náusea y la propia expulsión.  Y si hay fiebre recurrente, sin la presencia obvia de ningún otro síntoma.


Una vez que se sospeche que el paciente puede tener una enfermedad maligna, se debe referir en forma inmediata al Departamento de Hemato-Oncología del Hospital Nacional de Niños, para ser estudiado y tratado en forma adecuada.


Debe recordarse que el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno, es uno de los factores pronósticos mejor reconocidos en el niño que presenta una enfermedad maligna.


Según el Dr. Juan Carrillo, es necesario aumentar el índice de sospecha  de cáncer entre los médicos y padres, para que así se facilite el diagnóstico temprano.
 
De ahí la importancia que los médicos de cualquier nivel de atención y los padres, conozcan y sepan detectar precozmente los signos y síntomas del cáncer en niños, lo que aumenta y facilita la posibilidad de curación.
 
El Hospital Nacional de Niños mantiene un programa anual de educación para médicos del país, con el cual se pretende elevar la capacidad diagnóstica a todos los niveles de la institución.