Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Hospital Max Peralta instauró programa para tratar a menores quemados



  María Morales Gamboa       Ene 10, 2019  |  06:03 PM      403   Hospitales

El servicio de Cirugía Pediátrica del hospital Max Peralta de Cartago puso en marcha un programa para el manejo de menores quemados que ha brindado atención a la totalidad de los casos recibidos en los últimos meses con excelentes resultados para el paciente y su grupo de apoyo.

Tales resultados lo alcanzó porque cuenta con cirujanos pediatras y una especialista en cuidados intensivos pediátricos altamente capacitados formados en el Hospital Nacional de Niños, lo que les ha permitido poner en práctica los conocimientos y experiencias adquiridas.

Según lo destacó el doctor Juan Manuel Sobrado, médico cirujano pediatra, disponen del aval de las autoridades, una infraestructura adecuada, el personal idóneo, los protocolos de atención y materiales de última generación, que les ha permitido avanzar en este campo con mucha propiedad, tanto que están pensando en incorporar injertos.

En el 2018 ese centro hospitalario invirtió $70 mil en apósitos de última línea, los mismos que utilizan en centros especializados para el manejo de quemaduras, con miras a brindar una atención pronta y efectiva a nivel local.  

En los últimos 10 meses se han recibido 46 pacientes, en su mayoría varones, de 0 a 13 años, que han sido víctimas de quemaduras, por lo general por líquidos calientes (80%).

El tiempo promedio de recuperación, desde el primero hasta el último abordaje es de 15 a 22 días. Además, cada uno podría recibir hasta tres curaciones posteriores, con 3 a 4 días de diferencia, para las cuales se les programan citas. Estos procedimientos tienen la ventaja de que le permiten al paciente desplazarse a su hogar y regresar, facilitando la interacción con sus seres queridos y fortaleciendo los vínculos con la familia.

Impacto del programa:

  • Genera menos flujo de pacientes al Hospital Nacional  de Niños, a donde refieren los centros del país
  • Las citas de seguimiento son en el servicio de Pediatría del  hospital.
  • El sistema permite la afluencia de los educadores, para no interrumpir o atrasar sus estudios, quienes les traen materiales para repaso, prácticas y hasta evaluaciones.
  • Los equipos interdisciplinarios dan apoyo integral al niño y su núcleo familiar.
  • Se reducen los gastos familiares  por traslados durante el internamiento de los menores, no requieren albergues, ni separarse de otros miembros de su familia.
  • La cercanía con el hogar permite que personas allegadas autorizadas puedan participar del cuido (rotarse), sin que se le recargue al padre o madre.

El especialista comentó que ha existido voluntad y compromiso por parte de todo el equipo, que involucra a personal de Anestesia, Enfermería, Trabajo Social, Psicología, Psiquiatría, Nutrición, Fisiatría, Terapia Física, y Cirujanos Pediatras.

Lo más importante del proceso es que se han ganado la confianza de los padres y cuidadores porque han podido demostrar la efectividad de la atención. “La evolución se ve día con día, suele ser muy pronta e integral, eso hace que la gente se vaya muy positiva y agradecida”, agregó el Dr. Sobrado. 

Si las familias tuvieran que pagar por un día de internamiento para un caso como estos tendrían que contar con al menos mil dólares diarios, que la Seguridad Social hace posible con los aportes solidarios de trabajadores, patronos y del Estado, lo que evita una preocupación adicional a las familias en momentos difíciles.

Las autoridades del hospital Max Peralta de Cartago se mostraron muy satisfechas porque el hecho comprueba, una vez más, la capacidad de los equipos de trabajo, al tiempo que hicieron un llamado de atención a las familias para que protejan a los menores y eviten emergencias.

A pesar de que la CCSS está preparada para dar un abordaje integral y atender el problema desde varios frentes, muchos de estos casos dejan secuelas para toda la vida y lo mejor es prevenir.