Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Max Peralta implementa nuevo tratamiento para el tratamiento de várices



  María Morales Gamboa       Set 16, 2013  |  09:44 PM      3714   Hospitales

Un nuevo procedimiento para el tratamiento de las várices puso al servicio de su población asegurada,  el hospital Max Peralta Cartago  mediante el cual  se reduce el riesgo de complicaciones y la recuperación de los pacientes es más rápida. 
 



Según lo explicó el doctor Rudy Canales, médico cirujano especialista en Vascular Periférico, se trata de una ablación endovenosa de várices por radiofrecuencia, que consiste en hacer una punción y no una herida, por donde se introduce un catéter (tubo muy delgado y flexible) que suministra calor y permite sellar vasos defectuosos y venas con tamaño anormal en piernas (várices), desviando la sangre a las que están sanas.


Califican para este procedimiento pacientes del área de atracción del hospital, de todas las edades, con enfermedades varicosas clase 2 en adelante que cumplan con el criterio médico correspondiente.


Los problemas varicosos son una de las causas más frecuentes de listas de espera para cirugía vascular en todos los hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y consumen hasta un 60% del espacio en sala de operaciones. En el hospital Max Peralta se atienden cerca de 2.400 consultas anuales, solamente en este campo.


Ventajas para los (las) pacientes:


• Es un procedimiento mínimo invasivo, poco doloroso que no tiende a complicarse, mientras el paciente siga las indicaciones médicas
• Utiliza premedicación para evitar dolor y anestesia local. En casos calificados podría existir sedación.
• La recuperación es mucho más pronta porque no se hace herida sino una punción.
• Mejora la apariencia de la piel, no deja manchas 
• Se hace una valoración previa y posterior (a los 3 meses y al año de realizado el procedimiento), mediante ultrasonido. 
• La elección es contrareferencia de los mismos especialistas.
• La capacidad de atención del centro hospitalario se incrementa de 4 a 16 pacientes por semana, sin necesidad de una sala de operaciones, liberando espacio para otros procedimientos que lo requieran
• Al paciente cuenta con información previa: se le incluye en un programa de inducción para cirugía ambulatoria que lleva a cabo un profesional en Enfermería
• Los tiempos de incapacidad disminuyen de 30 a 7 días, haciendo que la persona se integre antes a su vida habitual.
• Las aportaciones al sistema cubren los costos de la atención, valorados en $3000 ($500 solamente el catéter).
 
El Max Peralta cuenta con cuatro especialistas en vascular, dos de los cuales ya tienen amplia trayectoria en esta materia, conjuntamente con el personal de Enfermería, que es el encargado prestar apoyo  técnico y  humano antes, durante y posterior al procedimiento.


El programa se lleva a cabo en la Unidad Laboratorio Vascular que funciona en el consultorio 24 de la Consulta Externa.