Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Ortopedistas de tres hospitales de la CCSS se unen y salvan pelvis de niño que tenía un tumor



  María Isabel Solís Ramírez       Jun 13, 2018  |  08:41 AM      3626   CCSS

Cirugía de salvamento de hemipelvis derecha, es el nombre de referencia que le dieron los cirujanos ortopedistas a un procedimiento quirúrgico que se le realizó a un menor de edad que tenía un tumor maligno.

Se trata de un escolar de diez años, vecino de Alajuela quien, hasta hace siete meses atrás, tenía una vida normal como cualquier niño de su edad: activo y muy competitivo en el campo deportivo.  

Un día, jugando con un compañero en el recreo de la escuela, sufrió un golpe a nivel de cadera; aunque no sentía dolor, si tenía dificultad para caminar ya que cojeaba en una de sus piernas; por esta razón los padres consultaron en el hospital Nacional de Niños.

El menor fue diagnosticado con un sarcoma -tumor maligno- de Ewing en la pelvis derecha, por lo que requirió atención y tratamiento médico por parte de los oncólogos pediatras, en primer momento.

Luego, el caso también fue valorado por los cirujanos especialistas en ortopedia, quienes después de una sesión médica, tomaron la decisión de realizar la cirugía de salvamento de la pelvis y por ende de su miembro inferior.

Un mes tardó la preparación y logística del procedimiento quirúrgico, bajo la coordinación del doctor Willy Bolaños Quesada, especialista en cirugía ortopédica oncológica de tumores óseos del hospital de Niños. Se requirió el uso de dos salas de operaciones y de dos equipos quirúrgicos.

La cirugía

Explica el Dr. Bolaños que la cirugía, consistió en resecar la totalidad de la hemipelvis derecha (mitad derecha de la pelvis) del paciente para eliminar el tumor que se ubicaba en ese sitio. Luego de la resección se procedió a la reconstrucción utilizando hueso fresco de donante, en este caso del hueso iliaco de la madre que se operó el mismo día y aloinjerto (hueso de donante cadavérico, preservado en el Banco de Tejidos y Terapia Celular)

En una de las salas, se atendió a la madre del menor para la obtención del hueso necesario para la reconstrucción y concomitantemente en otra sala se operó al menor. 

El procedimiento quirúrgico se realizó en tres tiempos: primero, la toma del injerto óseo del iliaco de la madre; segundo, la resección del tumor óseo de la hemipelvis del paciente y tercero, la reconstrucción quirúrgica de la pelvis del paciente.

«Se pudo lograr la resección total del tumor, los bordes de la resección estaban libres de tumor (esto significa que cada uno de los límites de la resección fueron reportados sin células malignas).  La cirugía de salvamento consistió en lograr la reconstrucción de la pelvis conservando la funcionalidad de sus órganos internos y un 90% de la función motora y por tanto una vida más normal para el niño», dijo el especialista.

Agregó el doctor Bolaños que con la resección del tumor y la continuación del tratamiento oncológico con quimioterapia se pretende el salvamento de la vida del paciente.

Es la primera vez en Costa Rica y en el hospital de Niños que se realiza una cirugía de este tipo a un niño.

El equipo médico quirúrgico y de planeamiento de esta cirugía estuvo conformado por profesionales en el área de la salud -cirujanos, médicos residentes, anestesiólogos, radiólogos, patólogos, oncólogos, pediatras, personal de enfermería, personal del laboratorio clínico- que permitieron mediante su apoyo el despliegue y la coordinación para lograr el éxito final.

Destacan, entre ellos, los cirujanos del Servicio de Ortopedia del hospital Nacional de Niños: el Dr. Willy Bolaños Quesada, cirujano principal y coordinador de la cirugía; el Dr. Róger López Ruiz y el Dr. Max Méndez Salazar, médicos asistentes especialistas.  Además, los residentes de ortopedia:  el Dr. Luis Alejandro García García y la Dra. Gindreska Paisano Vanega.  Y los anestesiólogos: Dra. Alejandra Sánchez Quirós, Dr. Javier Sevilla Espinoza y Dr. Martin Quiroga Gómez.

Para esta cirugía tan compleja se contó, también con la valiosa colaboración de dos cirujanos ortopedistas de otros hospitales: el Dr. Álvaro Carvajal Montoya del hospital Calderón Guardia, especialista en cirugía ortopédica oncológica y cirugía de pelvis y el Dr. Cristian Ramírez Méndez del hospital San Juan Dios, especialista en cirugía de pelvis. 

Según el doctor Bolaños, a nivel mundial se reportan casos similares con diferentes tipos de reconstrucción; sin embargo, la técnica quirúrgica practicada en este paciente, utilizando hueso de la madre, es muy poco practicada en otros países por la dificultad del planeamiento quirúrgico.  

El doctor Bolaños, como cirujano principal y coordinador del equipo se muestra muy agradecido y contento por lograr el trabajo coordinado en beneficio del paciente, lograr el éxito del planeamiento previsto y una vez más, lograr un nuevo hito en la medicina y cirugía del hospital Nacional de Niños y del país.

Por otro lado, para los padres del menor, esta cirugía está haciendo la diferencia, no solo para su hijo, sino para otros niños que lo podrían necesitar.

Los progenitores están muy agradecidos con Dios y el personal de salud por la evolución tan positiva que ha tenido el niño, prácticamente desde el primer día de la cirugía.

«Eternamente agradecido con la institución» fueron las palabras expresadas por el padre del niño. «Hemos vivido un proceso largo, pero esperamos que pronto pueda caminar», dijo.

La madre egresó del hospital dos días después de la cirugía y se encuentra recuperándose satisfactoriamente de su salud.

Pronóstico esperanzador

Desde la percepción quirúrgica, los resultados son excelentes, posiblemente el menor egrese del hospital en los próximos días. Luego continuará control en oncología, ortopedia y fisioterapia, principalmente.

El paciente ya moviliza espontáneamente su pierna, cadera y logra sentarse.  Este  martes, dio sus primeros pasos con ayuda de muletas, en el día post operatorio número 26.

Los oncólogos pediatras esperan que la evolución del niño continúe tan exitosa como hasta el momento, dijo el Dr. Juan Manuel Carrillo, jefe de Hemato-Oncología del hospital de Niños.

La cirugía se realizó el viernes 04 de mayo en el centro pediátrico y el tiempo total fue de 10 horas. Dio inicio a las siete horas y finalizó a las 17 horas.

Sarcoma de Ewing

El sarcoma de Ewing es un tumor maligno de células redondas. Es una enfermedad rara en la cual las células neoplásicas se ubican en el hueso o en tejidos blandos. Las áreas afectadas con más frecuencia son la pelvis (el más común), el fémur, el húmero, escapula, clavícula, antebrazo y costillas.

Este tipo de tumor es muy agresivo y de alta malignidad. Su localización frecuente en pelvis, en los niños, resulta en un difícil reto para los médicos por su localización, su complejidad y todas las estructuras anatómicas involucradas.

El hospital Nacional de Niños atiende entre tres y cuatro casos nuevos al año por sarcoma de Ewing.