Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Pacientes del hospital de Grecia tendrán más cerca servicio de cirugía pediátrica y gastroenterología



  María Isabel Solís Ramírez       Mar 14, 2014  |  05:05 PM      2781   Hospitales

Lspan style="line-height: 1.3em;">Las personas que residen en los cantones de Grecia, Valverde Vega y Naranjo ya no tendrán que desplazarse a San José o al centro de Alajuela para recibir atención en cirugía pediátrica o en gastroenterología, toda vez que el hospital San Francisco de Asís abrió estos dos nuevos servicios. 



Según lo comentó el doctor Hernán López Salas, subdirector del centro médico, se incorporaron nuevos especialistas, lo que permitió poner a la disposición de la población adscrita a este centro médico tales servicio. 


Al mismo tiempo, el San Francisco de Así fue dotado de equipo endoscópico que les permite hacer procedimientos tanto diagnósticos como terapéuticos por lo que los pacientes ya no tienen que trasladarse hacia otros hospitales y por supuesto recibirán una atención más expedita, ágil y más cerca de su lugar de residencia.


En relación con la cirugía pediátrica, el doctor López Salas dijo que ya se están haciendo en ese hospital periférico cirugías inguinales y umbilicales, que constituyen uno de los procedimientos de mayor demanda en la población infantil.


Pero las novedades en el hospital San Francisco de Asís no terminan allí.  También se están remodelando dos pabellones de hospitalización de hombres y mujeres, con la finalidad de que los pacientes tengan un mayor confort, mientras permanecen internados.


Como parte de este proceso, se remodelaron las baterías de baños, las cuales se adaptaron a las exigencias del Ministerio de Salud y con las regulaciones exigidas por la ley 7.600 y se tendrá dispuesto cuartos especiales para valoración lo que permitirá mayor privacidad para el paciente.  Estas obras tienen un grado de avance del 90% y su finalización está prevista para finales del mes de abril.


El doctor López Salas explicó que esta remodelación además mejorará considerablemente el entorno, porque se establecerán bodegas para guardar los insumos y materiales, lo que evitará que estos permanezcan en los pasillos hospitalarios.


Otra de las novedades del hospital es la disposición de nuevas instalaciones de la clínica del Dolor y Cuidados Paliativos, que se construyó con el aporte de ¢350 millones de la Junta de Protección Social a través de la Asociación de Cuidados Paliativos.