Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Preocupación en CCSS por incremento en el uso de la marihuana



  María Isabel Solís Ramírez       Jul 09, 2014  |  10:32 PM      3393   CCSS

El incremento en el consumo de la marihuana en la población adolescente, tiene en vilo a los especialistas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), por los daños irreversibles que puede producir esta sustancia psicoactiva a nivel cerebral.



Según lo destacó el doctor Alberto Morales Bejarano, director de la clínica del Adolescente del Hospital Nacional de Niños, la situación es preocupante, toda vez que en el último estudio sobre la “Situación en la adolescencia secundaria de Costa Rica: conocimientos prácticas y protección 2013”, se desprende que un 15 de la población encuestada consume drogas y en su mayoría, el 79%, es marihuana.    Ese porcentaje contrasta con el 1% que había en 1991 y el 10% del 2006.


Sin embargo, para el especialista lo más grave de todo esto es que la marihuana se está viendo por diferentes sectores de la sociedad como algo natural, sin reconocer los daños que produce en la población joven, cuyo proceso de maduración cerebral no ha concluido.  El mismo criterio lo esbozó la doctora Guiselle Brenes Pacheco, coordinadora del programa de Violencia de la CCSS, quien destacó que es lamentable que la marihuana sea vista por la sociedad como una droga inofensiva.


De acuerdo con los especialistas, la marihuana tiene efectos a corto y largo plazo: impacta el proceso de aprendizaje, la concentración, la atención, puede desencadenar crisis de pánico, de ansiedad, angustia, depresión y enfermedades como la esquizofrenia pueden dispararse.


La marihuana, de acuerdo con los doctores Morales Bejarano puede producir alteraciones en la memoria selectiva, la planificación, las funciones ejecutivas del cerebro, entre otras.


A largo plazo, se ha visto que puede haber afectación en la material blanca cerebral donde están las conexiones cerebrales, lo cual puede producir una reducción de hasta ocho puntos en el coeficiente intelectual en aquellas personas que han usado esta droga en la etapa adolescente.


Según Morales es irresponsable hablar de “uso recreacional de la marihuana”, antes de los 25 años de edad pues los estudios demuestran que entre más joven se use, mayores son los problemas de dependencia que produce.  Sobre este particular, la doctora Brenes Pacheco dijo que los estudios demuestran que en Costa Rica, la marihuana se está consumiendo cada vez a más corta edad.


Para Morales Bejarano uno de las mayores dificultades que existen para enfrentar esta adicción es la falta de información que tienen los padres, las madres de familia y los encargados en relación con esta droga, pues no cuentan con argumentos para enfrentar a sus hijas e hijas quienes creen  que esta sustancia es inocua.


Otros de los puntos que propicia el consumo es la falta contención familiar en virtud de que los espacios de formación y de unión se han perdido: ya la familia no tiene momento de congregación y los padres y madres no son las figuras de autoridad de la población adolescente.  El especialista fue claro en la urgencia defender este espacio y apoyar y fortalecer a la familia como figura de contención.


El doctor Morales Bejarano fue claro en que se requiere de un trabajo muy fuerte por parte de la sociedad costarricense y de instituciones como el Patronato Nacional de la Infancia (PANI), el Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia,  el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación si se quiere ponerle freno al consumo de esta sustancia psicoactiva.


La doctora Brenes Pacheco explicó, por su parte, que en la CCSS se están uniendo diversos programas entre ellos: Salud del Niño, Adicciones, Adolescentes y Violencia para hacer un frente común y enfrentar este problema con mayor fortaleza.