Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Una persona muere de cáncer de colon por día



  José Mairena Morera       Jul 09, 2015  |  02:40 PM      3157   Cáncer

Aspan style="font-size: 12.1599998474121px; line-height: 1.3em;">Aunque el número de casos se mantiene constante en relación con el aumento de la población, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) pasó de tratar 288 casos en el 2002, a 413 casos en el 2012, lo que representa un aumento del 43% en el número de enfermos que presiona el sistema de salud, según cifras del Registro Nacional de Tumores analizados por el Proyecto de Fortalecimiento de la Atención Integral del Cáncer. 


 



Visto en proporción de los habitantes, la tendencia de enfermedad en la década más reciente de datos, se nota constante: hubo 8.3 enfermos por cada cien mil personas en el 2002 y registró 8.4 por cada cien mil habitantes en 2012. 


 


La mortalidad registra un comportamiento similar a la enfermedad: mayor número de casos, pero igual impacto en relación con el aumento de la población. Durante el 2004, fallecieron 238 personas (6.4 casos por cien mil personas)  y en el 2014 fallecieron 359 asegurados (6.7 casos por cada cien mil personas). 


 


Si viéramos ese número de fallecimientos en una línea de tiempo equidistante, se puede decir que la cifra representa una pérdida por día. Y como el 94% de las defunciones ocurre en personas con más de 45 años, se calculan 12.375 años de vida perdidos por muertes prematuras, pues fallecen mucho antes de la expectativa de vida.


 


La mortalidad impacta, en mayor número, a personas mayores de 70 años mientras que la incidencia tiene mayor aumento en personas de 55 años en adelante. En ambos sexos, la enfermedad afecta principalmente a personas mayores de 60 años (tanto en incidencia como en mortalidad); sin embargo, cada año, se presentan casos en personas más jóvenes, probablemente asociado a los factores de riesgo. 


 


Riesgos: dieta, genética y sedentarismo


 


El doctor Horacio Solano, del Hospital Dr. Maximiliano Peralta de Cartago, dice que no hay una causa única para el cáncer de colon. La mayoría de los cánceres colorrectales empiezan como pólipos, que son crecimientos planos  (como hongos sin tallo) o elevados (como hongos con pedículo) en el tejido que reviste la superficie interna del colon o del recto.


 


Los pólipos son comunes en personas mayores de 50 años de edad, y la mayoría no son cancerosos. Sin embargo, un determinado tipo de pólipo conocido como adenoma puede tener un mayor riesgo de volverse canceroso. 


 


El Instituto de Métricas de la Salud relaciona el desarrollo de la enfermedad con causas que es posible prevenir con hábitos saludables: 37% con alimentación poco nutritiva, el 25% con sedentarismo, el 14% con índice de masa corporal alto, el 5% con alto consumo de alcohol y el 1% con tabaco. A esos factores de riesgo se les suma la predisposición genética en casos de tener padres o hermanos con cáncer de colon.


 


Los alimentos se mueven a través del estómago y el intestino delgado hacia el colon durante la digestión. El colon absorbe agua y nutrientes de los alimentos y almacena los deshechos (materia fecal). La materia fecal pasa desde el colon hacia el recto antes de salir del cuerpo.


 


La mayoría de los cánceres colorrectales son adenocarcinomas (cánceres que empiezan en las células que producen y liberan moco y otros líquidos). El cáncer colorrectal comienza a menudo como un crecimiento que se llama pólipo, que se puede formar en la pared interna del colon o el recto. Con el tiempo, algunos pólipos se vuelven cancerosos. Al encontrar y eliminar los pólipos se puede evitar el desarrollo del cáncer colorrectal.


 


Además, las personas con antecedentes de enfermedad intestinal inflamatoria (como la colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn) tienen un riesgo más alto de cáncer colorrectal que las personas que no tienen esas enfermedades, por lo tanto es importante que las personas con úlceras y colon inflamado hagan un esfuerzo para el control de la enfermedad.


 


A manera de autocuidado, se hace un llamado para adoptar la dieta sana, que es uno de los factores de protección, junto con el hecho de evitar los factores de riesgo, como pueden ser obesidad, fumado, sedentarismo y alcoholismo. 


 


      El doctor Solano dice que los consejos  para una dieta más saludable son los siguientes:


 


•Consuma alimentos ricos en fibras, especialmente vegetales y frutas; 


•Disminuya el consumo de carnes rojas y grasas de origen animal; 


•Ingiriera productos ricos en calcio (lácteos); 


•Camine regularmente y evite el sobrepeso; 


•Disminuya el consumo de bebidas alcohólicas y evite el tabaco. 


 


 


Los síntomas más comunes de cáncer de colon suelen ser:


 


- Sangre en las heces (sangre fecal, aparente u oculta: en este caso se puede detectar mediante una prueba).


- Estreñimiento continuo de reciente comienzo. A veces se produce una obstrucción completa, o diarrea persistente. En casos extremos, hay obstrucción o perforación intestinal con peritonitis.


- Dolor abdominal.


La Caja Costarricense de Seguro Social estima que a partir de los 45 años, es prudente que las personas se hagan un examen de sangre en heces para conocer si tiene sangrado y, si diera positivo, se recomienda pasar a colonoscopía para favorecer la detección del cáncer de colon. 


 


PREGUNTA FRECUENTE:


 


¿Es el síndrome del colon irritable un factor de riesgo para desarrollar cáncer?


 


El Síndrome de Colon Irritable  no está asociado con el aumento de riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. Los pacientes con este síndrome tienen expectativas de vida normales, pero deben seguir las indicaciones de las pruebas de detección recomendadas apropiadas para su población.


 


Si sus síntomas cambian de su funcionamiento habitual o patrón normal, o si usted ve sangre en sus deposiciones, infórmele esto al médico.