CCSS alerta a padres de familia ante aumento de casos de hospitalizaciones de niños por virus respiratorio sincitial

Virus ocasiona infección en pulmones y aparato respiratorio y es la primera causa de hospitalización de lactantes y segunda de muerte postnatal en el mundo.

  • .Especialistas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) realizaron un llamado a los padres de familia y cuidadores de niños a estar atentos ante el aumento en la circulación del virus respiratorio sincitial en nuestro país.

Especialistas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) realizaron un llamado a los padres de familia y cuidadores de niños a estar atentos ante el aumento en la circulación del virus respiratorio sincitial en nuestro país.



Según explicó la doctora Olga Arguedas Arguedas, médico inmunóloga y directora del hospital Nacional de Niños, en las últimas semanas se ha observado un incremento en la cantidad de consultas y hospitalizaciones relacionadas con este virus, situación que no se observaba en ese establecimiento de salud desde antes del inicio de la pandemia por el virus SARS-CoV-2.



“Estamos lidiando con una situación desafiante en el hospital Nacional de Niños toda vez que, en este momento, estamos observando un aumento en el número y la gravedad de los niños hospitalizados por covid-19 y un incremento en la cantidad de consultas y hospitalizaciones a causa del virus respiratorio sincitial”, manifestó la doctora.



Tanto la doctora Arguedas como la doctora Adriana Yock Corrales, especialista en medicina de emergencias pediátricas del hospital Nacional de Niños, comentaron que el virus respiratorio sincitial es capaz de causar infecciones de los pulmones y en el aparato respiratorio y constituye la primera causa de hospitalización de los lactantes en el mundo y la segunda causa de muerte postnatal en el planeta. “Es un problema de salud pública incuestionable”, enfatizó Arguedas.



Las profesionales insistieron que las infecciones a causa de este virus en nuestro país son muy frecuentes; incluso cerca del 90% de los niños al cumplir los 2 años ya han sufrido al menos una infección por este virus, muchas de las cuales se presentan como infecciones respiratorias muy graves que requieren de hospitalización y, en muchos casos, de ventilación mecánica y atención en la unidad de cuidados intensivos.



Datos derivados de un estudio del hospital Nacional de Niños muestran que, entre los años 2014 y 2018, un total de 8902 menores fueron hospitalizados en ese establecimiento de salud por una infección por virus respiratorio sincitial. De estos el 28,3% requirieron de atención en la Unidad de Cuidados Intensivos. Del total de niños internados en ese periodo 76 fallecieron, entre 16 y 22 cada año.



La doctora Yock agregó que, si bien el año anterior, ante la predominancia del virus SARS-CoV-2 en el ambiente, no se percibió la presencia del virus respiratorio sincitial, en el mes de julio de 2021 se observó un incremento del 15% en las atenciones por este virus en el servicio de emergencias del hospital y para el mes de agosto ya se observa un comportamiento similar al que se observaba antes de la pandemia por covid-19.



“Es importante destacar que, a diferencia de la covid-19 donde los niños que se hospitalizan regularmente presentan enfermedades que constituyen factores de riesgo, en el caso del virus respiratorio sincitial dos terceras partes de los niños que se hospitalizan no poseen factores de riesgo, son niños conocidos como sanos”, subrayó la doctora Yock.



PADRES Y ENCARGADOS DEBEN ESTAR ATENTOS ANTE SÍNTOMAS



Las especialistas solicitaron a padres y cuidadores de niños, especialmente menores de dos años, a estar vigilantes ante la presencia de los signos y síntomas que puede presentar el virus sincitial, pues, según aseveró la doctora Arguedas: “24 horas después del inicio de síntomas el niño puede verse bien y 72 horas después tener  en fallo respiratorio”.



Los signos y síntomas del virus respiratorio sincitial frecuentemente aparecen entre cuatro y seis días después de la exposición al virus y pueden incluir: nariz congestionada o que gotea, tos seca, fiebre baja, dolor de garganta, estornudos y dolor de cabeza.



En casos graves, este virus puede extenderse al aparato respiratorio inferior, causando neumonía o bronquiolitis (inflamación de las vías respiratorias inferiores que ingresan a los pulmones). En estos casos los signos y síntomas pueden incluir: fiebre, tos intensa, sibilancias al respirar (sonido agudo que se escucha al exhalar), respiración rápida o dificultad al respirar y color azulado de la piel a causa de la falta de oxígeno.



En el caso de los lactantes se debe estar atento a la presencia de una respiración superficial, corta, y rápida, gran dificultad para respirar (los músculos y la piel del pecho jalan hacia adentro cada vez que respira), tos, cansancio inusual (letargo), irritabilidad y el hecho de que el bebé coma mal.



Las especialistas realizaron un llamado a los responsables de menores a intensificar las medidas de higiene como el lavado frecuente de manos con agua y jabón, tanto en niños como adultos, el uso del protocolo de tos y estornudo y la limpieza regular de objetos y juguetes, evitar la exposición a aglomeraciones y la socialización en espacios cerrados, pues pueden ayudar a prevenir las infecciones por virus respiratorio sincitial.



Además, se debe evitar el fumado, pues los bebés que están expuestos al humo de tabaco tienen un mayor riesgo de infectarse con este virus y tener síntomas graves.


Compartir nota:

Somos la Caja: una institución comprometida con el buen trato.