CCSS apuesta a mejorar la calidad de audífonos prescritos a pacientes con problemas de audición

Nueve proveedores participaron en licitación marco para dotar a los pacientes de las mejores prótesis.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) apuesta a mejorar la calidad de los audífonos que emplean todos aquellos pacientes con problemas de audición o hipoacusia. Lo anterior se alcanzará mediante  un novedoso modelo de compra que varió el esquema de dotación de audífonos a las personas a quienes se les prescribía una prótesis auditiva.

Con ese propósito, un grupo técnico de la CCSS preparó una compra consolidada, cuya licitación se cerró el miércoles último, lo que quiere decir que ahora arranca la fase de análisis de las ofertas.  En esta licitación, la primera de esta envergadura que se realiza en el Sistema de Compras Públicas (SICOP), participaron nueve proveedoras.

Las fichas técnicas de esta licitación pública fueron elaboradas por profesionales en otorrinolaringología y audiología de la CCSS y se aprovechó la oportunidad para efectuar consultas a las diferentes empresas que expenden este tipo prótesis.

De acuerdo con la licenciada Adriana Chaves Díaz, gerente de Logística de la CCSS, la licitación en mención, contempló siete tipos de audífonos para satisfacer las necesidades de todas las poblaciones, entre ellas la infantil y la adulta mayor.  Entre los audífonos que se incluyeron en esta compra figuran los siguientes: audífono retro auricular para pérdida auditiva de leve a moderada, audífono retro auricular para pérdida auditiva de grado severo a profundo, audífono intra canal, audífono vía óseo, audífono pediátrico, audífono molde abierto y audífono de bolsillo.

La apertura de esta licitación se hizo el miércoles y el precio de las ofertas oscilan entre los $143 hasta prótesis cuyo precio supera los $5mil.  La CCSS según la licenciada Chaves Díaz, adquirirá aquel aparato que, de acuerdo con las recomendaciones de los especialistas institucionales, se ajuste más a las necesidades de cada paciente.

Una de las mayores diferencias entre este modelo de compra y el anterior, es que ahora la institución no solo adquiere el audífono, sino que ejercerá un seguimiento y un control riguroso sobre la calidad del aparato que recibe el paciente.  Incluso en el  cartel de licitación se solicita  a las empresas proveedoras que entreguen la última tecnología disponible en el mercado.

Otra de las diferencias es que en adelante los reclamos sobre las fallas, no  será responsabilidad del paciente,  sino de la CCSS.  También la recepción de los aparatos será colegiada, este quiere decir que será en una sesión en la que participará el paciente, los profesionales en otorrinolaringología y la jefatura de los establecimientos de salud donde es visto el paciente.

Uno de los aspectos en los cuales la CCSS ejercerá un control mayúsculo está relacionado con la calidad del insumo y evitar que los pacientes se les brinde un aparato reconstruido o usado.

Otras de las ventajas que tiene este modelo de compra es que todos los pacientes con problemas de hipoacusia tienen la misma oportunidad de contar con un aparato de muy buena calidad.

Al 2018, la CCSS ha financiado alrededor de 15 mil prótesis mediante la figura del subsidio económico cuyo límite superior era de aproximadamente 232 mil colones.

De acuerdo con el doctor Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la CCSS, todas estas iniciativas procuran mejorar la calidad de la atención que recibe la población usuaria en donde la CCSS es la que asume la responsabilidad de que los dispositivos que emplea el paciente sean de calidad y el que necesitan, según su condición médica.


Compartir nota:

Somos la Caja: una institución comprometida con el buen trato.