CCSS se interesa y trabaja en salud mental de sus trabajadores ante COVID19

Bajo el concepto ¿cuidar a quienes nos cuidan? 900 trabajadores han recibido apoyo y acompañamiento psicológico. 

  • Profesionales de Psicología atienden situaciones de ansiedad, estrés, depresión, temores, problemas de concentración, cansancio o fatiga, entre otros. En el hospital Calderón Guardia ya se inició con este proceso.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), mediante la Coordinación Nacional de Psicología desarrolla una serie de estrategias para fortalecer el escudo mental y emocional de sus funcionarios que hoy están sometidos a una alta carga y presión de trabajo por COVID-19, informó el doctor Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo. 

La institución también cuida la salud mental de sus trabajadores que se ven sometidos a jornadas intensas propias de la atención de una emergencia sanitaria de esta magnitud, indicó el jerarca. 

El doctor Macaya informó que a la fecha se han atendido 900 funcionarios de diversos centros médicos como: Centro Nacional de Rehabilitación (CENARE), hospitales de Alajuela, Cartago, Pérez Zeledón, San Carlos, Monseñor Sanabria, Liberia, Nicoya, San Juan de Dios, entre otros. 

El personal de salud, en especial quienes laboran en los servicios de atención, presentan situaciones de ansiedad, estrés, depresión, llanto espontáneo, temores, miedos, culpa asociada a transmitir la enfermedad a familiares por su trabajo, insomnio, problemas de concentración, irritabilidad, ideas irracionales, burn out o síndrome estado de quemado.  

Bajo la consigna “cuidar a quienes nos cuidan”, profesionales de Psicología concentran esfuerzos en hacer intervenciones de crisis y fortalecer la condición emocional y sicológica del personal frente a la atención de pacientes positivos con COVID-19, cuya demanda se espera irá aumentando en las siguientes semanas, indicó la licenciada Marta Vindas, coordinadora Nacional de Psicología. 

Explicó que se realizan intervenciones grupales e individuales y se hace tamizaje de los servicios que están más expuestos y presentan mayor crisis emocionales. A partir de esto se define la prioridad de abordaje de los funcionarios. 

“En los establecimientos se han generado mensajes de apoyo emocional y ayuden a los funcionarios a identificar, reconocer y expresar sus emociones, e igualmente busquen el acompañamiento del profesional de sicología”, comentó Vindas. 

La sicóloga dijo que se aplican técnicas de primeros auxilios psicológicos, intervención en crisis y psico-educación, para mitigar el riesgo y prevenir mayores complicaciones en el estado emocional de los funcionaros a fin de reducir los índices de incapacidad y abandono laboral y burn out. 

Igualmente se promueve el autocuidado con pausas activas y tiempo fuera parcial que consiste en darse un recreo o espacio de respiro, para descansar y recargar energías. 

Con las jefaturas se han hecho sesiones psico-educativas para que identifiquen en sus equipos de trabajo síntomas de desgaste o síndrome de quemado, a fin de que se tomen medidas como rotación o sustitución y a su vez, se remita a la persona al servicio de sicología para que le sea atendido su estado emocional. 

Además, en cada establecimiento de salud se han habilitado líneas telefónicas para que los funcionarios las puedan utilizar cuando requieran acompañamiento o intervención en crisis.  

Vindas también explicó que a los funcionarios trabajadores que están con teletrabajo se les está apoyando con mensajes de autocuidado para disminuir estados emocionales de ansiedad, depresión, aislamiento social, estrés y mitigar condiciones de violencia que se podrían dar en el ambiente familiar.  

 


Compartir nota:

Somos la Caja: una institución comprometida con el buen trato.