Estudio RESPIRA evaluará respuesta inmune del organismo al covid-19

Investigación será de alto impacto nacional e internacional y es realizada por la CCSS y la Agencia Costarricense de Investigaciones Biomédicas (ACIB) con acompañamiento de entidades nacionales e internacionales.

Con el objetivo de evaluar la respuesta inmune del organismo, es decir, las defensas o anticuerpos frente a la infección por el coronavirus que produce la covid-19, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y la Agencia Costarricense de Investigaciones Biomédicas (ACIB) desarrollarán el estudio Evaluación de la respuesta inmune al SARS-CoV-2 en Costa Rica (RESPIRA).



Según explicó el doctor Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la CCSS, el estudio permitirá contar con información fundamental para dar respuesta a interrogantes que aún posee la comunidad internacional respecto al virus SARS-Cov-2.



“Este será un estudio de impacto y referencia mundial que permitirá dar respuesta a muchas preguntas pendientes relacionadas con el virus que produce la covid-19 y que tendrá implicaciones en el campo de la atención de la pandemia muy importantes no solo para los recuperados sino para quienes se vayan a vacunar por esta enfermedad”, comentó.



La investigación implicará el seguimiento constante a tres mil personas: mil que fueron diagnosticadas con covid-19 (una selección al azar a partir de los listados consensuados Ministerio de Salud y Caja Costarricense de Seguro Social), tanto niños como adultos y dos mil que no han sufrido la enfermedad, quienes serán invitadas de las comunidades de la Zona Metropolitana, la región Pacífico Central y la Chorotega para formar parte del estudio.



Esta investigación pretende determinar si el organismo es capaz de crear inmunidad al virus y cuáles son los factores que determinan esa respuesta. Para ello, a los participantes del estudio se les tomará una muestra de sangre y de saliva periódicamente, durante los próximos dos años.



Este seguimiento se realizará tanto a personas que fueron diagnosticadas con la covid-19 como a un grupo de personas sanas, seleccionadas en las mismas áreas donde residen los casos covid-19 positivos, que no hayan sufrido la infección al momento de su inclusión en el estudio.



El estudio RESPIRA cuenta con el apoyo del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de los Estados Unidos y del Instituto del Cáncer de Alemania, así como de la Fundación INCIENSA y el Ministerio de Salud costarricense. “Tenemos un conjunto de socios realmente de lujo en términos de capacidad científica y capacidad tecnológica de análisis de muestras”, enfatizó el jerarca de la CCSS.



Por su parte, el doctor Rolando Herrero Acosta, director científico de ACIB-FUNIN, explicó que “El coronavirus que produce la enfermedad de COVID-19, es un virus relativamente nuevo, del que se sabe muy poco, por ello, es necesario realizar este tipo de investigaciones, dirigidas a encontrar posibles formas de mitigar su avance. Es así como buscamos conocer cómo actúan las defensas o anticuerpos para luchar contra este virus, queremos saber qué tan fuertes son, si aumentan o disminuyen con el tiempo, y lo más importante, si protegen a las personas de volver a contagiarse”.



De acuerdo con Herrero, la identificación de personas inmunes permitiría reducir las medidas de restricción. En este contexto, la inmunidad de rebaño es clave para que se logre la interrupción de la transmisión y, para ello, se considera que probablemente se necesite que se alcance al menos un umbral del 50 %.



“Este estudio se plantea como una gran oportunidad para conocer cómo se defiende nuestro cuerpo contra este virus y aplicar este conocimiento en nuestro sistema de salud, el cual ha realizado un trabajo formidable en la lucha contra el covid-19”, señaló la doctora Amada Aparicio Llanos, investigadora principal por parte de la CCSS.



De acuerdo con la doctora Aparicio este estudio también busca conocer más detalles sobre qué tan frecuente se transmite este virus entre las personas que viven en la misma casa, donde alguien ha tenido esta enfermedad. “Es importante recalcar que el éxito de esta investigación radica en gran medida, en la participación de las personas que fueron diagnosticadas con el virus, así como aquellas que no han padecido la enfermedad. A ellas, les extendemos la invitación para que sean parte de este estudio”.



Tras ser seleccionados al azar, los participantes serán contactados por parte del equipo de la Caja y de ACIB. Todos ellos, recibirán un seguimiento para evaluar constantemente sus niveles de anticuerpos y determinar si se da una nueva aparición del virus.


Compartir nota:

Somos la Caja: una institución comprometida con el buen trato.