Caja Costarricense de Seguro Social

Manual de Odontología

Técnica de limpieza

« Regresar al capítulo

La limpieza bucal en esta primera etapa, se inicia con la finalidad de ir generando hábitos higiénicos que permitan implementar la costumbre y el mantenimiento de la salud bucodental.


Se deben limpiar las superficies que conforman la cavidad bucal mediante la utilización de un trozo de gasa estéril, telita suave limpia humedecida con agua o ayudarse mediante aditamentos como dedales, desde su nacimiento hasta la aparición de los bordes de los primeros dientes, para propiciar la remoción de residuos de leche que quedan en el paladar o mucosa lingual, los cuales al acumularse pueden causar algunas enfermedades en los tejidos blandos de la boca por falta de higiene oportuna.


Para realizar la limpieza de la cavidad oral, los (as) padres o encargados  se colocan al frente del   bebé, introduce el dedo índice de la mano izquierda en la zona retromolar izquierda del bebé (para propiciar la apertura de la boca) y con el dedo índice de la mano derecha se enrolla una gaza estéril y húmeda  para limpiar suavemente toda la cavidad bucal (encías, lengua, paladar, carrillos y mejillas). Es importante extremar las medidas de higiene de las manos antes de manipular la boca de los niños (as).


Se debe realizar al menos una vez al día, idealmente después de cada comida para que el bebé se vaya adiestrando a percibir elementos de limpieza y horarios destinados para su higiene bucal.