Caja Costarricense de Seguro Social

Manual de Odontología

Niño (a) de 6 meses a 3 años de edad

A partir de este período de edad, inicia la erupción de la primera dentición o las piezas dentales temporales, deciduas o de leche, indispensables como componentes de la Salud Bucodental, que nos sirven para la masticación, estética, fonación y principalmente para mantener el espacio de los dientes permanentes.


Cuando el niño(a) nace, pensamos por lo general que no tiene piezas dentales, sin embargo, dentro de sus maxilares hay veinte dientes temporales que han comenzado a formarse desde el principio de la vida prenatal, posteriormente al nacimiento se da el inicio de formación de las piezas permanentes. Al cumplir los tres años de edad, el niño(a) concluye con la erupción de piezas dentales temporales. A continuación se presenta un cuadro con las posibles edades de erupción según pieza dental.



Los primeros dientes que aparecen en la boca son los incisivos centrales, aproximadamente de los seis a los ocho meses; aunque la época de erupción de la primera dentición (dientes temporales o de leche) puede variar.

En la figura anterior, se observa que por lo general aparecen primero los dientes en el arco inferior y una vez que se ha completado la dentición primaria, permanecerán en boca hasta el momento en que han de ser reemplazados por los dientes permanentes o segunda dentición.



Durante el proceso de erupción de la dentición temporal, algunos niños(as) pueden mostrarse irritables ante molestias presentadas como lo son el aumento en la cantidad de saliva, inflamación y enrojecimiento de las encías, que  pueden acompañarse con pérdida de apetito, intranquilidad y sueño liviano; para ayudar a disminuir estas molestias se sugiere dar a morder elementos de consistencia suave como los “mordedores” de goma que se venden en el comercio, deben estar limpios y preferiblemente que hayan sido previamente refrigerados, ya que el frío va a generar al niño(a) una sensación de alivio, disminuyendo el dolor y la presión, el objetivo de este procedimiento es acelerar la erupción del diente.


Evite que los niños mastiquen objetos de madera o juguetes que contengan pinturas, debido a que se pueden, intoxicar o causar una obstrucción peligrosa de la vía digestiva y maltratar con los mismos. El uso prolongado de estos aditamentos, posterior a los tres años de edad pueden inducir a alteraciones en la posición de los dientes anteriores y deformación de los huesos cara. 


Es importante destacar que la erupción dentaria no se encuentra asociada directamente a fiebre y diarreas, siendo estos síntomas de enfermedad causadas por otros factores como, ausencia de higiene en manos y otros objetos que llevan los niños a su boca.