A partir de HOY y hasta el próximo viernes, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) llevará a las comunidades de Talamanca, Sixaola y Valle La Estrella un mensaje contra el tabaco a través de la danza, el teatro y la música.

Se trata de una estrategia muy novedosa que ha venido empleando la CCSS, desde el año anterior, para persuadir a la población sobre la necesidad de abandonar el tabaquismo y en su lugar asumir otras prácticas de vida como el baile, la música y las artes dramáticas que más bien protegen la salud individual y colectiva.

El licenciado Rodrigo Solís Jaime, jefe de la subárea de Patrimonio Cultural de la CCSS, dijo que con ese objetivo los grupos culturales de la institución tales como: el Ballet Folclórico Nayuribe y el grupo Caja de Sorpresas montaron un espectáculo de aproximadamente dos horas de duración en el cual la población disfruta, se educa y se informa.

En este espectáculo tiene como trama la lucha contra el tabaco, en virtud de las consecuencias nefastas que tiene este producto para la salud, pues es uno de los factores de riesgo más importantes en la gestación de enfermedades cardiovasculares y el cáncer.  Estos dos grandes grupos de enfermedades producen la mitad de las muertes que ocurren cada año en el territorio nacional.

Durante el espectáculo también se enfatiza en el efecto protector que posee sobre la salud la actividad física y la salud mental.  En este este espectáculo que se presenta en escenarios comunales, se interactúa con la población y también se insertan grupos artísticos de las localidades anfitrionas.

El espectáculo se ha presentado en diferentes puntos de la provincia de Limón tales como Cariari, Guápiles, Guácimo, Siquirres, Matina y Limón.  Solís Jaime informó que la semana pasada lo presentaron en algunas comunidades de la zona sur tales como: Pérez Zeledón, Buenos Aires, Palmar Norte y Osa y en cada presentación participaron alrededor de 400 personas quienes disfrutaron el espectáculo.

La CCSS también tiene en marcha el proyecto “Compromiso contra el fumado” que se desarrolla en diferentes centros de educativos del país.  Este año, el énfasis se puso en la provincia de Limón y en la zona sur del país por considerarse poblaciones vulnerables.

Este proyecto consiste en sensibilizar a la comunidad educativa sobre los prejuicios que tiene el tabaco y en los beneficios que se obtienen cuando hay ausencia de este producto en los distintos escenarios de convivencia.  A cambio, la institución está dotando de materiales educativos tanto a la población estudiantil como el centro educativo.

Adicionalmente, se está desarrollando otras estrategias en la educación secundaria para llevar ese mismo mensaje a la población adolescente, considera una población en riesgo.

 

La CCSS ha privilegiado en la lucha contra el tabaco las estrategias de educación e información, directa y lúdicas con la población objetivo y todo este conjunto de acciones que impulsa la CCSS, desde la aprobación de ley 9028, ha sido clave en la reducción del tabaquismo en Costa Rica.