COVID-19

Detengamos el contagio

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

Recopilamos las dudas que recibimos con mayor frecuencia y aportamos las respuestas que dan los expertos

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal.

La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial.

Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave.

En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma.

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

Los síntomas de COVID-19 son muy similares a los de una gripe común.  Si no tienes signos de alarma (fiebre sostenida por más de tres días, dificultad respiratoria, falta de aire), lo más prudente es quedarse en casa.  Es conveniente buscar atención médica cuando se ha estado en contacto con un caso sospechoso, con un caso probable o con un caso confirmado de COVID-19

Las pruebas científicas obtenidas hasta ahora indican que el virus de la COVID-19 puede transmitirse en CUALQUIER ZONA, incluidas las de clima cálido y húmedo. Con independencia de las condiciones climáticas, hay que adoptar medidas de protección si se vive en una zona donde se hayan notificado casos de COVID-19 o si se viaja a ella. La mejor manera de protegerse contra la COVID-19 es lavarse las manos con frecuencia. De esta manera se eliminan los virus que puedan estar en las manos y se evita la infección que podría producirse al tocarse los ojos, la boca y la nariz.

No. Los secadores de manos no matan el 2019-nCoV. Para protegerse contra el nuevo coronavirus (2019-nCoV), lávese las manos frecuentemente con un gel hidroalcohólico o con agua y jabón. Una vez limpias, séqueselas bien con toallitas de papel o con un secador de aire caliente.

No. Las mascarillas, incluidas las mascarillas clínicas planas y las de filtro N95, no deben reutilizarse. Cuando se ha estado en contacto próximo con una persona infectada por el nuevo coronavirus o por otra infección respiratoria, se debe considerar que la parte frontal de la mascarilla utilizada está contaminada. Para quitársela, no toque su parte frontal. A continuación, elimínela correctamente y lávese las manos con un gel hidroalcohólico o con agua y jabón.

No se deben utilizar lámparas ultravioletas para esterilizar las manos u otras partes del cuerpo, ya que la radiación ultravioleta puede causar eritemas (irritación de la piel).

Para protegerse contra el nuevo coronavirus, infórmese de todas las medidas que puede tomar, que se pueden consultar en el sitio web de la OMS: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public.

Lo más importante de una buena higiene es lavarse las manos con agua y jabón, el agua por sí sola no eliminará por completo la suciedad. El chorro de agua tiene la capacidad de eliminar virus, bacterias y hongos de nuestras manos por ser capaz de arrastrarlos y quitarlos de la superficie de nuestras manos.

Sin embargo, el lavado con abundante jabón tiene la capacidad de destruir el virus. El virus tiene una capa hecha de compuestos grasosos que es destruida por el jabón.

Como cualquier otra medida que debemos de tener siempre:

  • Utilice soluciones con alcohol en una concentración mayor 70 por ciento: alcohol en gel, toallitas húmedas y solución alcohólica con ese nivel de 70 por ciento.
  • No tocarse la cara, boca o nariz ya que están son las vías de ingreso de los virus si lo hace con las manos sucias, evitar contacto directo al saludar.
  • Etiqueta del protocolo del tosido y estornudo.
  • Mantenga una distancia de al menos 2 metros de las demás personas, especialmente si observa que tienen síntomas respiratorios.
  • Al llegar a su lugar de destina, lavarse las manos con agua y jabón.

Usarla:

  • Si está usted sano, solo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien en quien se sospeche la infección por el 2019-nCoV.
  • Lleve también mascarilla si tiene tos o estornudos.
  • Las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón.
  • Si necesita llevar una mascarilla, aprenda a usarla y eliminarla correctamente.

Atención a los siguientes consejos:

  • Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  • Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso. 
  • Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

No. Las mascarillas faciales de uso médico desechables están concebidas para utilizarse una sola vez. Después de su uso, deben retirarse mediante técnicas apropiadas (por ejemplo, sin tocar la parte frontal, retirar estirando por detrás las tiras elásticas o lazos que las sujetan a las orejas) y desecharse de inmediato en un cubo con tapa para desechos infecciosos, y posteriormente se realizará la higiene de manos.

No. La OMS no recomienda que las personas asintomáticas (es decir, sin síntomas respiratorios) lleven mascarillas de uso médico en la comunidad, puesto que en estos momentos no hay pruebas de que el uso sistemático de mascarillas de uso médico por parte de personas sanas prevenga la transmisión del 2019-nCoV. Se recomienda el uso de mascarillas por personas sintomáticas en la comunidad. El uso inadecuado o excesivo de mascarillas clínicas puede provocar graves problemas de carencia de suministros y que no haya mascarillas para las personas que necesitan llevarlas.

En los centros de atención de salud en los que el personal sanitario se ocupa directamente de pacientes con infección respiratoria aguda presunta o confirmada por 2019-nCoV, las mascarillas son un elemento importante en la contención de la propagación del 2019-nCoV, junto con otro EPP y la higiene de manos.

La mascarilla solo la debe utilizar el personal de salud para atender al enfermo, la persona enferma y quien lo cuida cuando está a una distancia de menos de 1 metro con el enfermo. La mascarilla no protege cuando se usa en la comunidad.

La mascarilla solo a debe utilizar el personal de salud para atender al enfermo, la persona enferma y quien lo cuida cuando está a una distancia de menos de 1 metro con el enfermo. La mascarilla no protege cuando se usa en la comunidad.

COVID-19 es una enfermedad altamente contagiosa que se manifiesta leve, como un resfrío o gripe, en el 80 por ciento de las personas que presentan tos, goteo nasal y dolor de garganta. Las personas con síntomas graves presentan fiebre y dificultad para respirar. En los casos más graves, pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal, incluso, la muerte.

Un porcentaje de personas son asintomáticas las cuales pueden transmitir el virus.

Dura de 2 a 14 días.

En el periodo de incubación y presentación de síntomas.

Si. Los que se infectan sufren una enfermedad tipo resfrío o gripe.

Si. Los niños que han tenido contacto muy cercano con un caso confirmado pueden tener el virus y no estar enfermos.

Entre 10 y 21 días, depende del grado de enfermedad.

Aún no se tiene conocimiento ya que es un virus nuevo.

No hay una medicina específica para tratar el virus, el tratamiento se basa en tratar los síntomas, como por ejemplo acetaminofén y descongestionantes.

El único el tratamiento para tratar los síntomas, como por ejemplo: acetaminofén y descongestionantes.

Los antibióticos matan bacterias, no matan virus y por ello no se utilizan antibióticos habitualmente en COVID-19.  Existe evidencia experimental que sugiere que algunas presentaciones farmacéuticas de macrólidos podrían tener alguna utilidad pero solo bajo prescripción médica.

COVID-19 es una enfermedad que tiene una letalidad inferior al 4%. Si no perteneces a grupos de riesgo es poco probable que tengas complicaciones propias de la enfermedad y lo más seguro es que te recuperes completamente después de unos días de gripe leve.

  1. En las vías respiratorias.
  2. En superficies que se han contaminado con secreciones respiratorias con virus han caído.

El virus se mata con los desinfectantes domésticos, alcohol al 70% y al cloro comercial.

  1. Por vías respiratorios a través del estornudo y la tos cuando si está a menos de un metro de distancia.
  2. Por contacto con superficies contaminadas.

El virus puede sobrevivir en telas, metal, plástico, vidrio, desde dos horas hasta nueve días.

El virus es muy sensible a los desinfectantes domésticos, no se necesita ningún desinfectante especial.

  1. Reserve agua potable en un recipiente limpio con tapa.
  2. Utilice soluciones con alcohol en una concentración mayor 70 por ciento: alcohol en gel, toallitas húmedas y solución alcohólica con ese nivel de 70 por ciento.
  3. Mezcle un litro de agua con una cuchara equivalente a 10 ml de cloro comercial para desinfectar superficies y áreas contaminadas como el servicio sanitario.

El gel antibacteriano no funciona para eliminar virus. Por lo que se recomienda soluciones de alcohol concentrados mayor del 70 por ciento.

Para contener la propagación del virus y que la menor cantidad de personas se enfermen. De esta forma se previene la saturación de los centros de salud.

No. Lo más importante es una higiene de manos frecuente.

Lo único que la institución no ofrece en este momento son los medicamentos experimentales que están siendo desarrollado y probados en el mundo sin tener certeza de su utilidad hasta este momento.

En pacientes con síntomas de gripe. Su tratamiento se realiza a partir de medicamentos para la fiebre, para los dolores, para la tos y para la congestión de nariz (80 % de personas con COVID-19 muestran síntomas leves, de resfriado o una gripe).

En personas que desarrollan una neumonía, de ellas un 15 por ciento tienen una neumonía producida por el virus, esta neumonía no tiene tratamiento específico, pero se maneja en los hospitales con sueros para rehidratación, con medicamentos para calentura y el dolor, y en un porcentaje muy pequeño con antibióticos cuando hay bacterias que se unen al virus en la neumonía.

  1. La muestra es de las secreciones (mocos) respiratorias de la nariz y garganta.
  2. Se envía la muestra a un laboratorio certificado.
  3. El procedimiento de diagnóstico es molecular (RT – PCR).
  4. Los resultados se conocen en horas.
  5. Este examen demuestra si la persona tiene el nuevo coronavirus u otro virus respiratorio.

La prueba del COVID-19 se realiza en los centros de atención a la salud de las personas de la CCSS bajo prescripción médica.  En este momento, se están estudiando algunas “pruebas rápidas” que podrían realizarse a nivel particular y a nivel de algunos centros de atención médica privados.

Si tienes síntomas de gripe y éstos no son diferentes a los que tienes cuando estás engripada(o), no es necesario buscar atención médica, excepto que hayas estado en contacto con un caso sospechoso, con un caso probable o con un caso confirmado de COVID-19.

Tus consultas podes hacérselas a tu médico de cabecera o en su efecto podes llamar al 1123.

Únicamente para los prestatarios que han visto afectados sus ingresos a causa de despido, suspensión temporal del contrato de trabajo, reducción de la jornada laboral; o trabajadores independientes que demuestren fehacientemente la afectación su actividad económica ante la Emergencia Nacional COVID-19

La CCSS ofrece las siguientes opciones para aquellos prestatarios que vieron afectados sus ingresos por la Emergencia Nacional COVID-19:

Opción 1. Postergación en el pago de las cuotas los meses de abril, mayo y junio 2020. Dirigida a los prestatarios que se encuentren al día al 31 de marzo 2020, donde el principal y los intereses de la cuota dejada(s) de pagar se capitalizarán y que se reflejará en una ampliación en el plazo del crédito, de modo que no se impacte el monto de la cuota del mismo.

Opción 2: No enviarse a cobro judicial a esos créditos hipotecarios en los meses de abril, mayo y junio 2020. Dirigida a los prestatarios con atraso menor a 90 días al 31 de marzo 2020, que consiste en 2020. Debe suscribir un arreglo de pago.

Sí. Es un requisito que el prestatario debe atender mensualmente durante el período de postergación

No se enviarán a cobro judicial créditos hipotecarios en los meses de abril, mayo y junio 2020 cuyas operaciones tengan un atraso menor a 90 días al 31 de marzo 2020. Debe suscribir un arreglo de pago.

Sí, siempre y cuando cumpla con los requisitos señalados y aporte los documentos descritos en la respuesta 6 en el apartado para Trabajadores independientes

Asalariados

  1. Llenar el formulario que se muestra en el link de Información General (Haga click)
  2. Fotocopia de la identificación por ambos lados
  3. Carta de Despido, suspensión temporal del contrato de trabajo o reducción de jornada: El prestatario deberá entregar copia de la carta de despido o bien la carta de reducción de la jornada laboral, en donde se verifique la entrega de ésta ante el Ministerio de Trabajo. En caso de suspensión del Contrato de Trabajo, deberá aportar copia de la carta emitida por el patrono.

Trabajador independiente

  1. Llenar el formulario que se muestra en el link de Información General (Haga click)
  2. Fotocopia de la identificación por ambos lados
  3. Declaración Jurada: El prestatario deberá entregar una Declaración Jurada autenticada por un abogado, en donde certifique el impacto financiero del negocio y la industria a la que pertenece el trabajo que desempeña.
  4. Certificación de ingresos: De igual forma, ante una omisión de la Declaración Jurada, el prestatario podrá entregar una Certificación de Ingresos emitida por un Contador Público Autorizado (CPA) en donde se evidencia la disminución de ingresos a partir del mes de marzo 2020, fecha en la inicia la crisis sanitaria en Costa Rica.

Se le informará a la brevedad posible, una vez concluido el análisis al correo electrónico que usted establezca para recibir notificaciones, con las firmas respectivas del Área de Crédito y Cobro.

Se pueden llevar a cabo en cualquier sucursal de la Caja Costarricense De Seguro Social o bien mediante depósito en las siguientes cuentas bancarias ya informadas:

  • Banco de Costa Rica:
    Número de cuenta:
    001-210232-3
    Cuenta IBAN: CR80015201001021023232

  • Banco Nacional:
    Número de cuenta:
    100-01-000-008720-5
    Cuenta IBAN: CR88015100010010087202

Además, debe enviar su comprobante de pago al correo pagocreditoivm@ccss.sa.cr para el respectivo registro.

Se deben enviar al siguiente correo electrónico:
postergacioncredito@ccss.sa.cr