Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Hospital Max Peralta de Cartago apuesta a un abordaje integral del cáncer de mama



  María Morales Gamboa       May 30, 2018  |  04:43 PM      87   Cáncer

Cada día son más las mujeres que se benefician con los servicios que presta el Servicio de Ginecología del Hospital Max Peralta, a través de su Clínica de Mamas Oncológica .

La Clínica fue creada hace más de un año para dar una atención completa, pronta y de calidad a las pacientes con cáncer del área de atracción del hospital Maximiliano Peralta.

De acuerdo con la doctora Yancy Cascante, ginecóloga oncóloga, el proceso es tan completo, que una vez que se da un diagnóstico de cáncer, inicia el acompañamiento a la medida de las necesidades de las pacientes. “Hemos logrado que, en momentos como estos, las pacientes se mantengan informadas y positivas para que sean constantes con los tratamientos y no pierdan citas”, agregó.

Dentro de las ventajas que aporta esta Clínica está el seguimiento del equipo interdisciplinario que incluye a profesionales en Enfermería, Nutrición, Psicología y Terapia Física, Oncología Médica entre otros, que dan soporte para maximizar la experiencia en el Centro Hospitalario.

Las pacientes que rotan por la clínica rondan los 40 años o más y pueden estar en proceso de cirugía, quimioterapia, radioterapia o control. Desde hace un año, tras la formación de tres especialistas, el servicio de Ginecología Oncológica realiza cirugías onco plásticas de mama, una alternativa especializada, que reconstruye la mama e indirectamente, puede llegar a elevar la autoestima de las pacientes, y que a la fecha sigue impactando la atención de las cartaginesas.

También se cuenta con el apoyo de profesionales en Terapia Física que, desde el 2016, se vienen capacitando cada año,  para el abordaje de pacientes con cáncer de mama, ovario y próstata. Al mismo tiempo, se han equipado con lo necesario para atender drenajes, masajes terapéuticos y presoterapia, este último para atender linfedemas o hinchazón en extremidades por daño en los ganglios, como parte de los tratamientos oncológicos. También se da soporte preventivo, se entregan materiales, consejos y se realizan ciclos dirigidos a pacientes en etapas crónicas y agudas.

Para la máster Seidy Piedra, enfermera, los resultados de la clínica son muy satisfactorios  y los pueden medir con la respuesta de las usuarias. Las pacientes confían mucho en los profesionales de la salud, acatan las instrucciones y consejos para que el manejo sea el idóneo. Se les da material impreso con recomendaciones y autocuidado, ejercicios, así como charlas educativas. 

Se les baja el nivel de ansiedad con información, explicándoles lo que se les va a hacer y a donde se les refiere y las razones. Muchas veces el abordaje integral va más allá de lo biológico, se les habla de grupos de apoyo y se recurre a otros detalles para hacerles sentir especiales, por ejemplo, algunas pacientes ocuparán un Hemovac o sonda de drenaje bajo la piel durante la cirugía, la cual deben utilizar por varios días, se le regala una bolsita artesanal, de tela con colores y diseños atractivos, para que la lleven de manera cómoda y segura.

Esas bolsitas se hacen con mucho cariño exclusivamente para ellas y son parte de una campaña interna, donde el personal aporte los temas y mano de obra. “Nunca sería los mismo si ellas tuvieran que conseguirlas”, aseveró.

La señora Castillo, vecina de La Lucha, es una de las tantas pacientes que ha recibido los beneficios de la clínica y comenta que al principio tuvo temor, sobre todo porque en la familia hubo una tía con cáncer y además, cuenta con dos niños pequeños. Sin embargo, asevera, que tuvo confianza en el hospital “El personal me abrió las puertas, sabía que en cualquier momento, ante cualquier duda, estaban para responder o atenderme.

La Dra. Wright me dijo que estaba a tiempo y que después de unos meses todo volvería a ser como antes y así fue, me sorprende lo que he logrado, nunca estuve deprimida o triste, siempre con muy buena actitud y aprovechando lo que me ofrecían.

Doña Silvina, otra de las pacientes oncológicas, dijo que empezó con una pelotita que parecía un granito de arroz y terminó con un cáncer. “Ya en casa teníamos dos casos de primas, pero igual con ayuda de todos lo tomé de manera positiva, porque hay mucha ciencia médica y hay que confiar en los avances”.

Me pusieron cuatro sesiones de quimioterapia porque todo salió muy bien. Estoy muy satisfecha con los diferentes hospitales por los que pasé y agradezco al personal en especial al doctor Flores que fue muy especial. Hoy puedo decirle a la gente, que si les pasa, sean positivos y se concentren en otras cosas y no en el cáncer, porque para eso están los que saben, agregó.

La Clínica atiende en promedio 30 pacientes y sus cuidadores, cada mes.  El equipo se reúne una vez a la semana para discusión de casos de cáncer de mamá y Ginecología Oncológica, coordinaciones y proyectos especiales.