Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

CCSS eleva arsenal para enfrentar la diabetes



  María Isabel Solís Ramírez       Nov 14, 2018  |  02:53 PM      199   CCSS

La estandarización de la atención, la introducción de un nuevo medicamento para reducir las complicaciones, la conformación de equipos multidisciplinarios para el abordaje de los pacientes…forman parte del arsenal terapéutico dispuesto por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para enfrentar la diabetes.

Para el doctor Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la CCSS, el impacto de la diabetes es muy alto para el país, toda vez que es una de las enfermedades crónicas que está poniendo a prueba al sistema de salud, las familias y los pacientes portadores de este padecimiento, quienes requieren un tratamiento de por vida y una vigilancia estricta de todas las complicaciones que genera en diferentes órganos del cuerpo humano.

Solo en el 2017, la CCSS tuvo que invertir la suma de ¢45 987 millones en la atención de pacientes con diabetes por concepto de atenciones en los servicios de Emergencias, Consulta Externa, Hospitalización y concesión de incapacidades, lo que representa el 2.5% del gasto en salud del 2017.

Costo de atención de personas diabéticas, según centro de costo: 2017

Variable

Número absoluto de atenciones

Costo en millones de colones

Urgencias

38 348

2 603

Consulta Externa

419 848

21 764

Estancias

3 657

21 219

Incapacidades

3 534

402

Total

 

45 987

 

Solo en medicamentos, año anterior, la institución erogó alrededor de ¢4 600 millones para ofrecer tratamiento con hipoglucemiantes orales e insulina biosintética a 308 mil pacientes en todo el territorio nacional.

Lamentablemente, es un padecimiento cuya prevalencia ha crecido en el territorio nacional, pues de acuerdo con la última encuesta de Factores de Riesgo Cardiovascular, cerca un 13% de la población mayor de 20 años es diabética en Costa Rica. En este momento, se está haciendo la tercera versión de la encuesta para determinar si esta tendencia creciente se mantiene.

Una de las preocupaciones del doctor Roberto Cervantes Barrantes, gerente médico de la CCSS y del doctor Albin Chaves Matamoros, director de la Dirección de Farmacoepidemiología de la CCSS, es que esta enfermedad tiene un impacto muy fuerte en la carga de enfermedad y de discapacidad y en la mortalidad prematura de Costa Rica.

De acuerdo con datos institucionales, la diabetes aporta un 2.89% a los años vividos con discapacidad; solo en el 2017,  596 personas fueron amputadas por esta causa y un porcentaje importante quedan ciegas por la retinopatía diabética, una de las complicaciones de esta enfermedad crónica, sin contar aquellas personas que sufren insuficiencia renal y problemas cardiovasculares por esta causa.  Se estima que un 68% de las enfermedades cardiaca están relacionados con este padecimiento crónico.

Si bien es una enfermedad hereditaria, es un padecimiento silencioso,  tiene una fracción prevenible muy importante si se contemplan los hábitos de vida de la población desde edades muy tempranas.

Es una enfermedad que potencia su efecto negativo ante la presencia de obesidad, trastornos de lípidos e hipertensión arterial.  Lamentablemente, la misma encuesta determina porcentajes muy elevados en la prevalencia de obesidad, hipertensión, trastornos lipídicos, sedentarismo como lo revela el siguiente cuadro:

Factor de Riesgo

Porcentaje de prevalencia

Hipertensión arterial

36,2

Dislipidemia

25

Colesterol total

29.3

Triglicéridos

45.8

Sobrepeso

36.8

Obesidad

29.4

Sedentarismo o baja actividad física

44.6

Fumado

13.3

Consumo alcohol último año

34.8

Ingesta de menos 5 porciones de frutas al día

64.1

 

Respuesta institucional

Con el propósito de responder como sistema de salud y reducir el impacto de la Diabetes, en los últimos meses, los grupos técnicos de la Gerencia Médica  han estado trabajando para contar con nuevas herramientas que procuren un abordaje integral de esta enfermedad crónica.

Es precisamente este trabajo el que permitirá contar, en el 2019, con un Plan institucional para la atención de las personas portadoras de la diabetes en la red de servicio de la Caja Costarricense de Seguro Social.

Este plan lo que procura es estandarizar la atención en los distintos hospitales, clínicas, áreas de salud y sedes de Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (Ebáis).

De acuerdo con el Gerente Médico, en la confección de este plan han participado diferentes grupos técnicos institucionales y está liderado por la Dirección de Desarrollo de Servicios de Salud.

Uno de los aspectos esenciales que tiene este plan es el gran énfasis que se está poniendo en el aspecto educativo, en el cual el paciente, la familia y su comunidad juegan un papel fundamental en el control de la enfermedad mediante la adopción de un cambio conductual que permita modificar los hábitos de vida.

El doctor Roberto Cervantes explicó que la CCSS está haciendo una gran inversión para dotar a los pacientes diabéticos de insulina biosintética, medicamentos hipoglucemiantes, jeringas y hasta glucómetros, pero nada es posible si el paciente no sigue en forma disciplinada los consejos y ejerce el autocuidado.

Con ese propósito, la CCSS introdujo el programa de Intervención Multidisciplinaria para la atención y la enseñanza de las enfermedades crónicas no transmisibles que integra a otras profesionales como nutricionistas y enfermeras y quienes están jugando un papel  fundamental en el proceso educativo que deben seguir los pacientes.

Este año, como parte de este abordaje, se introdujo al cuadro básico de medicamentos un fármaco adicional para pacientes mayor de 60 años con el propósito de reducir hipoglicemias

En el 2018, se introdujo en la lista oficial la Glicazida, un medicamento indicado para personas mayores de 60 años que permite la reducción las descompensaciones que sufren los pacientes cuando se bajan los niveles de azúcar en sangre.  

La diabetes se puede tener bajo control

La diabetes es una enfermedad crónica que puede ser controlada de forma adecuada, si el paciente asume el compromiso de seguir, al pie de la letra, todas las indicaciones que le brindan los profesionales de los distintos establecimientos de salud.

Es un padecimiento que se caracteriza por una elevación del nivel de azúcar en la sangre, por encima de lo normal y su causa está relacionada con la ausencia total o parcial de la producción de insulina, una hormona que segrega el páncreas y cuya función es metabolizar el azúcar.

Signos y síntomas

  • Pérdida de peso
  • Sed
  • Orinadera frecuente y por las noches
  • Mareos
  • Prurito
  • Visión borrosa

La persona diabética debe realizar un gran esfuerzo para reducir todos los factores de riesgo que pueden desencadenar complicaciones de esta enfermedad y a su vez, efectuar actividades que le ayudan a mantenerla bajo control, según lo puntualizó el especialista en endocrinología, doctor Manuel Francisco Jiménez Navarrete, jefe de servicio del hospital San Vicente de Paúl y presidente del Capítulo en Costa Rica de la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos.

El doctor Jiménez Navarrete brindó los siguientes consejos:

  • Educación: se debe adquirir un gran sentido de responsabilidad y autocuidado, por ejemplo   vigilar pies, hidratarse, tener mucho cuidado con las heridas y con el manejo de objetos punzocortantes.
  • El control estricto de la glucemia reduce el riesgo de aparición y progresión de las complicaciones por diabetes mellitus, que son altamente prevenibles. 
  • Plan de alimentación:  Seguir un adecuado plan de alimentación significa aprender a comer de manera de no sobrepasar las porciones de comida indicadas por los profesionales en nutrición, eliminar el consumo de alimentos azucarados como la miel, los postres, repostería, helados, entre otros, mejorar el control de las grasas y tener un horario adecuado de alimentación que incluya el desayuno, la merienda, el almuerzo, la merienda y la cena.
  • Actividad física:  La actividad física constante es una de las prácticas más bondadosas.  Se aconseja   efectuar actividades hogareñas cotidianas, caminar al menos 30 minutos al día, andar en bicicleta, trotar, correr, nadar, bailar…
  • Adherencia Terapéutica: los pacientes que toman correctamente los medicamentos logran como resultado una mejor calidad de vida.   Se deben seguir estrictamente las indicaciones de administración tanto de la insulina como de los medicamentos hipoglucemiantes para evitar bajonazos (hipoglucemia) o aumentos de azúcar ( hiperglucemia).  Ambas condiciones descompensan al paciente, al punto que, en muchos casos, deben ser llevados a los diferentes servicios de urgencias y de emergencias para que lo estabilicen.
  • Equilibrio emocional: significa controlar las situaciones que producen estrés, los problemas despresivos y de ansiedad.

Sin duda en el control de la diabetes, el paciente es el que debe llevar las riendas, puesto que además de la calidad y la oportunidad con la que se administra y consume los medicamentos que le brinda la CCSS, requiere una alimentación saludable y una práctica constante de actividad física.