Caja Costarricense de Seguro Social

Hospital Nacional Psiquiátrico Manuel Antonio Chapuí y Torres


Hospital Nacional Psiquiátrico Manuel Antonio Chapuí y Torres

« Regresar a la lista completa »

Ubicado en la provincia de San José

Director(a): Dra. Lilia Uribe López

Tipo: Especializado

Dirección: 1.5 kilómetros al oeste de la Embajada de los EEUU, Pavas, San José

Teléfonos:

  • Central 22426300
  • 22902597
  • 22316269


Los albores del Hospital Nacional Psiquiátrico, se encuentran muy asociados a los procesos de organización estatal posteriores a la independencia, y a la creación de las primeras instituciones para contener las demandas sociales de la población, entre ellas la Junta de Protección Social y el Hospital San Juan de Dios.

Específicamente en el año 1869, siendo Presidente de la Junta de Caridad (actual Junta de Protección Social), el Licenciado Vicente Herrera Zeledón, el cual observa que tiene seis enfermos mentales en el Hospital San Juan de Dios, y habla de la necesidad de instalar un Hospicio –hospital- destinado exclusivamente para “alienados”, a fin de rehabilitarlos.

Esta idea es retomada en marzo de 1877, cuando la Junta de Caridad, introduce nuevamente el tema enfermos mentales y dispone a raíz del inicio de la obra del Hospital San Juan de Dios, que cierto número de enfermos mentales que eran recibidos en ese Nosocomio, fueron atendidos en un lugar separado, pero siempre contiguo al Hospital San Juan de Dios.

En 1883 el Gobierno de Costa Rica solicita a la Junta de Caridad que se sitúen todos los individuos que deambulan por las calles en un lugar apto para ellos. Se nombró entonces una comisión integrada por el Dr. Carlos Durán y Don Francisco Brenes, mientras el Poder Legislativo dictó el acuerdo Nº34, de julio de 1883, para crear lo que años después se llamó Asilo Chapuí.

El 15 de marzo de 1886 la Junta dispuso dar inicio a la construcción del nuevo edificio para enfermos mentales. Afloran a la historia datos de incalculable valor, como incalculable tuvo en esa época, los planos del nuevo edificio tuvieron un valor de ochenta pesos; los materiales usados eran de la mejor calidad, casi todo traído de Europa, no por lujo, sino por conseguir lo más durable o conveniente; hierro para techo, puertas, ventanas, cerraduras, vidrios, planos, todo de primera calidad. El edificio por su arquitectura, era una obra de ornato para la ciudad capital.

El 04 de mayo de mayo de 1890, se inaugura formalmente el Hospital Nacional de Insanos, bajo la dirección del Dr. Eduardo Pinto, con 158 pacientes (102 varones y 56 mujeres).

Desde su fundación, el Hospital de Insanos se impuso por su eficiencia, era calificado de establecimiento magnífico, por su sólida construcción y por servicios prestados a la población. El progreso del manicomio era patente por la atinada dirección. En esta fecha el Hospital era el único en su género de Centro América.

El 26 de abril de 1896, la Junta de Caridad dispuso cambiar el nombre de Hospital o Asilo de Insanos, por el nombre “Hospital Chapuí”.

Este cambio de nombre se dio, en honor al padre Manuel Antonio Chapuí y Torres, el cual antes de su deceso, por divergencia con sus sobrinos en la distribución de la herencia, optó por donar al Gobierno lo que se conocía con el nombre de “Valle de Mata Redonda”.

Ya dado que la costumbre de la época era rendir tributo a los bienhechores adjudicándole su nombre a alguna institución, se consideró que al poner al Hospital de Insanos el nombre del Hospital Antonio Chapuí y Torres se rendía tributo, al excelentísimo ciudadano.

En octubre de 1945 la Junta de Protección Social de San José, dispuso comprar a la Caja Costarricense de Seguro Social, unos terrenos denominados Hacienda Las Pavas –Pavas San José-, con el fin de construir en dicho lugar un complejo médico, dando lugar a una nueva proyección de la psiquiatría en Costa Rica, convirtiéndose el Hospital, según los críticos, sino el mejor, en uno de los mejores hospitales para enfermos mentales en América Latina.

El nuevo Hospital Psiquiátrico, después de cuatro años de construcción quedó oficialmente inaugurado el 15 de setiembre de 1974, con el nombre de HOSPITAL NACIONAL PSIQUIATRICO.

Producto del cese de los conflictos bélicos asociados a la II Guerra Mundial surge en 1948 la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual concebía al ser humano como sujeto de derechos inalienables e irrenunciables que debían ser asegurados por las naciones suscribientes de la Organización de las Naciones Unidas.

Ante este panorama surgen nuevas necesidades para garantizar el ejercicio de los Derechos Humanos individuales, y por tanto requerimientos especiales en la aplicación de modelos de atención a la salud en general; incluida por supuesto la salud mental.

Surge una nueva percepción socio sanitaria respecto a la visión de la persona con enfermedad mental, sujeto de derechos fundamentales y miembro activo de la sociedad.

Sin embargo no es sino hasta 1990 cuando en la ciudad de Caracas, Venezuela, los estados suscritos a la Organización Mundial de la Salud, establecen una Declaración conjunta específicamente para la garantía y el ejercicio de los Derechos particulares de las personas con enfermedad mental, confrontando directamente la existencia de grandes instituciones hospitalarias que impiden la integración de estas personas a la sociedad.

Esta Declaración marca un hito histórico en materia de modelo de atención y estructuración sanitaria en el mundo entero, promoviendo la independencia y autonomía de las personas con enfermedad mental que se encontraban separadas de la sociedad a través de asilos o manicomios y planteando modalidades orientadas a la comunidad y a la atención de la enfermedad mental y las discapacidades asociadas a estas en centros de salud generales y no en grandes hospitales especializados.

Para el periodo posterior a la emisión de la Declaración de Caracas (1991), el Hospital Nacional Psiquiátrico, contaba con 1140 camas habilitadas y una población de 864 personas (421 hombres y 443 mujeres) con una gran mayoría de población residente de manera permanente en el hospital.

De esta manera el Hospital iniciaría un camino de reinventarse y hacer un giro significativo de sus procedimientos y metodologías de atención, dirigiendo sus procesos hacia la Rehabilitación, comenzando por separar las poblaciones atendidas de acuerdo a su nivel de funcionamiento y su necesidad de atención en Larga Estancia y Corta Estancia.

Estos cambios favorecieron significativamente los procesos de atención y permitieron orientar el hospital hacia un modelo dirigido a la desinstitucionalización y a la especialización.

Durante aproximadamente 30 años el hospital generó transformaciones sociales importantes en defensa de los derechos humanos de las personas con enfermedad mental y discapacidad asociada a la misma, desarrollando programas y proyectos de rehabilitación en actividades de la vida diaria, educación abierta, preparación para el trabajo, entrenamiento en habilidades para la vida diaria, emprendedurismo y empoderamiento mediante la creación de una cooperativa de servicios múltiples.

Asimismo, se desarrollaron acciones tendientes a brindar oportunidades de reintegración social a la población en condición de abandono que se encontraba residiendo permanentemente en el hospital (larga estancia), logrando en el año 2018 el cierre del área asilar y reduciendo el número de camas a un total de 555, dedicadas exclusivamente al internamiento de población aguda, desde adolecentes hasta adultos mayores.

En la actualidad el Hospital Nacional Psiquiátrico es un centro de alta especialización en Psiquiatría, que desarrolla un papel fundamental en el Sistema Nacional de Salud para el manejo de situaciones de alta complejidad que no pueden ser resueltas en el primer y segundo nivel de atención y requieren de períodos de internamiento variados según el tipo de patología.

De igual manera desarrolla diferentes clínicas especializadas en el manejo de la Patología Dual, Psicosis Refractaria, Psicosis por primera vez, Manejo de Síndromes Demenciales y Autismo.

Cabe destacar que el hospital ha fortalecido de manera importante su componente de Psiquiatría Comunitaria, desarrollando acciones de formación a profesionales de diferentes áreas (profesores, personal de salud, instructores para el trabajo, empleadores, cuidadores) que atienden desde su nivel a personas con enfermedad mental con el fin de que sepan dar una respuesta adecuada a las necesidades que presentan cotidianamente; a su vez esta área de trabajo brinda seguimiento individualizado a todos los casos de usuarios desinstitucionalizados con el fin de evitar su reingreso al hospital.



Consulta Externa

Brinda atención ambulatoria de consulta especializada de psiquiatría según el área de adscripción, además de clínicas especializadas para el seguimiento y control de medicamentos  o patologías como Clozapina, Psicosis, Trastornos neurológicos.

Rehabilitación

Brinda un proceso de rehabilitación a aquellas personas que, como consecuencia de su trastorno mental precisan de atención, capacitación y seguimiento para adquirir la autonomía necesaria en los diferentes aspectos de la vida cotidiana para ser lo más independiente y autosuficiente que su patología les permita y, por tanto, mejorar su calidad de vida. 

Además promueve la inclusión social plena de las personas con discapacidad mental a través de la coordinación interinstitucional

Incluye:

  • Programa de Hospital Diurno
  • Programa de Estructuras Residenciales
  • Programa de Atención de Psiquiatría Comunitaria
  • Terapia ocupacional

Urgencias y admisión:

Atención las 24 horas de casos referidos de otros centros, como de atención directa en emergencias

Servicios de apoyo:

  • Trabajo social
  • Psicología
  • Nutrición
  • Odontología

Enfermería: Atención y apoyo en cada uno de los diferentes programas y procesos que realiza el hospital. Coordina diferentes estrategias de prevención y promoción de la salud.



El Hospital Nacional Psiquiáitrico es un centro de atención especializada y de referencia en el nivel nacional para la atención de la patología psiquiátrica aguda que, por su naturaleza, no se puede atender en un hospital general.

Los servicios de hospitalización incluyen:

  • Adultos agudos
  • Adultos mayores agudos
  • Niños y adolescentes
  • Nuevos horizontes
  • Unidades de cuidados intensivos
  • Unidad médica
  • Unidad de intervención en crisis
  • Centro de atención para personas con enfermedad mental en conflicto con la ley

Como parte de la atención integral que se brinda, se cuenta con los servicios de odontología, valoración y seguimientos nutricionales, diferentes programas de apoyo y capacitación a familiares y usuarios. Atención psicológica y de trabajo social.



  • Puede traer a las personas internadas sandalias, cepillos dentales, calcetas, paños, jabón y peine.
  • No se permite el ingreso con ropa llamativa: minifaldas, blusas con tirantes, escotes pronunciados (en el caso de las mujeres). A los varones no se les permite ingresar con pantalones cortos arriba de la rodilla.
  • No se permite el ingreso a personas en bajo efecto de alguna droga, con gripe o diarrea.
  • No se permite el ingreso de menores de edad.
  • Se recomienda lavarse las manos antes y después de visitar a sus familiares
  • No es permitido tomar fotografías o grabar vídeos.
  • Permanecer con la persona que visita, no sentarse en su cama y de preferencia no compartir los alimentos con otros usuarios.



Farmacia: Recepción de recetas y entrega de medicamentos de Lunes a Jueves, de 7 am a 4 pm y viernes, de 7 am a 3 pm. Fuera de ese horario, se atiende en la farmacia de Hospitalización.

Laboratorio: Recepción de muestras de lunes a viernes, de 6 a 9 de la mañana. Entrega de resultados al día siguiente, de 11 am a 3 pm.

Certificaciones, dictámenes y epicrisis: de Lunes a Jueves, de 7 am a 4 pm y viernes, de 7 am a 3 pm, en ventanilla 5 de la consulta externa.



Misión:

En el Hospital Nacional Psiquiátrico brindamos servicios de salud integral con énfasis en salud mental y Psiquiatría a las personas con enfermedad mental, sus familias y la comunidad, basados en los derechos humanos, la investigación la formación y el desarrollo de una cultura organizacional saludable.

 

Visión:

Seremos una institución líder en la prestación de servicios integrales de salud, investigación y formación especializada en  Salud Mental y Psiquiatría.

 

Lema:

"Compromiso y solidaridad con el fortalecimiento de la salud mental"

 

Valores:

  • Dignidad
  • Responsabiliad
  • Honestidad
  • Lealtad
  • Transparencia
  • Compromiso
  • Excelencia
  • Integridad
  • Respeto
  • Empatía


Otras imágenes


Imagen #1 del Hospital Hospital Nacional Psiquiátrico Manuel Antonio Chapuí y Torres
Imagen #2 del Hospital Hospital Nacional Psiquiátrico Manuel Antonio Chapuí y Torres
Imagen #3 del Hospital Hospital Nacional Psiquiátrico Manuel Antonio Chapuí y Torres
Imagen #4 del Hospital Hospital Nacional Psiquiátrico Manuel Antonio Chapuí y Torres