Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

CCSS adquirió equipos endoscópicos para la detección temprana de cáncer en vías digestivas



  José Mairena Morera       Mar 31, 2014  |  05:20 PM      3156   Cáncer

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) adquirió un nuevo lote de endoscopios de la más alta tecnología existentes en el mercado, para mejorar la caracterización y detección temprana de enfermedades de las vías digestivas en Alajuela, Grecia y Limón, lo cual beneficiará a cerca de un millón de personas.



“Con este equipo médico especializado, mayor número de usuarios podrán ser atendidos en menor tiempo de espera, además se obtendrá una notable mejoría en la calidad de los diagnósticos, gracias al uso de tecnología avanzada”, dice la Dra. Isabel Delgado, encargada de la compra.


La compra impacta directamente sobre el tipo de cáncer más mortal entre los cánceres del país: cada 13 horas fallece alguien por cáncer gástrico. Las zonas de Alajuela y Grecia están en un nivel intermedio de enfermedad y mortalidad, mientras que esa enfermedad es considerada de altísimo impacto en Limón.


En ese sentido, es especialmente importante la anuencia de un especialista gastroenterólogo para incorporarse al hospital Tony Facio de Limón, desde finales del año pasado, puesto que estuvo vacante durante una década y que implicaba el traslado de pacientes para exámenes a los hospitales de Guápiles y al Calderón Guardia.


Este segundo lote de endoscopios adquiridos, se suma a los 24 equipos comprados con el objetivo de fortalecer la capacidad para la detección temprana del cáncer gástrico y de colon en todo el país en el 2011.


La compra actual representa un monto de tanto $474. 571 (en colones a tipo de cambio de 560  representa una inversión de ¢265. 7 millones ) tomados, como los anteriores, de los fondos del proyecto de Fortalecimiento de la Atención Integral del Cáncer en la Red de la CCSS.


Estos equipos en juntos con el recurso humano especializado representan un salto cualitativo importante en el diagnóstico de lesiones tempranas en zonas donde esos cánceres tienen sobre incidencia y mortalidad.


ALTA TECNOLOGÍA, MEJOR CAPACIDAD DIAGNÓSTICA


Las imágenes endoscópicas de alta definición de imagen han revolucionado la capacidad institucional de diagnosticar y tratar a los asegurados, pues facilita el examen detallado de las paredes de las vías digestivas, con lo cual se pretende mejorar los índices de detección temprana.


Los equipos adquiridos son de tan avanzada tecnología óptica que, en combinación con  programas computadorizados,  tienen la capacidad de resaltar las formas y  los vasos sanguíneos de la superficie mucosa las vías digestivas para darle al médico mayor definición de imagen y hacer mejores diagnósticos ya que se ven lesiones que sin esta tecnología no podrían observarse.


Esto implica lograr resultados diagnósticos inmediatos, lo que puede permitir tomar decisiones clínicas importantes sin demoras.


Junto a esos beneficios para la detección temprana de lesiones, el equipo tiene otro beneficio: es más fácil de usar. Los comandos facilitan las maniobras del médico y viaja dentro del cuerpo con tres niveles de flexibilidad, por lo tanto, el tiempo de ingreso es más rápido y eso ofrece más oportunidad de revisión.



ALTA TECNOLOGÍA PARA EXPERTOS CAPACITADOS


El cáncer de estómago es el primero en mortalidad cuando se suman los casos de hombres y mujeres y los casos de cáncer de colon han despertado la alerta de los especialistas porque tiene tendencia creciente. En ambos casos, cuanto más temprano sea el diagnóstico y tratamiento,  conlleva mejor pronóstico de curación.


Dentro de ese contexto, el trabajo estratégico de la CCSS consiste en adquirir equipos de alta tecnología para que sean usados por expertos médicos capacitados y actualizados en las zonas de sobreincidenica y sobremortalidad, según se ha descrito en el atlas de epidemiología del cáncer en el país.


El uso de equipos que provean imágenes de alta definición de los órganos internos a través de una vía natural del cuerpo, se convierte en una herramienta mínimamente invasiva que aumenta el diagnóstico certero y temprano del cáncer.


Las nuevas tecnologías de alta definición combinada con separación de colores para ver zonas con mayor contraste, ver contornos y separar formas simples de las estructuras adyacentes, mejora considerablemente las opciones endoscópicas diagnósticas y terapéuticas en tiempo oportuno para hacer abordaje curativo.


Hay muchas razones diferentes para llevar a cabo una endoscopia. Por ejemplo, el médico puede ordenarla si la persona presenta sangrado, dolor, dificultad para deglutir y un cambio en las deposiciones. La colonoscopia también se hace para detectar pólipos (crecimientos en forma de hongo) del colon y cáncer de colon.


Cuando se observa a través de un endoscopio, el cáncer de estómago puede tener el aspecto de úlcera, de un pólipo o masa protuberante o de áreas de mucosa engrosadas, difusas y planas. Así, cuanto mejor sea la imagen obtenida, mejor es la calidad del diagnóstico.


El endoscopio es un tubo flexible con cámara en la punta que ingresa por la boca o el ano para explorar las vías digestivas y así facilitar la detección de lesiones sospechosas de cáncer. En caso de detectarse alguna lesión, se toma una pequeña muestra para descartar o confirmar la formación del cáncer.


El médico maniobra el endoscopio de manera manual, mientras ve en una pantalla de alta definición el tracto digestivo. Cuando encuentra alguna lesión, puede hacer una fotografía para guardarla y añadirla al expediente del paciente.