Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Hospital de Heredia reduce ciclo de atención a pacientes con cáncer de mama



  María Isabel Solís Ramírez       Oct 28, 2015  |  03:11 PM      2906   Cáncer

Uspan style="font-size: 12.16px; line-height: 1.3em;">Una reducción de hasta ocho meses en el ciclo de atención de pacientes con cáncer de mama, tuvo el hospital San Vicente de Paul, según un estudio realizado por la escuela de Salud Pública de la Universidad de Costa Rica (UCR).


 



Tales resultados se han obtenido gracias el acompañamiento que están recibiendo estas mujeres por parte del programa “navegadoras”, un proyecto donde interviene la UCR, organizaciones no gubernamentales como  Mujeres en Rosa  y el apoyo y el soporte de la dirección, subdirección, Clínica de Mama y Plan de Atención Integral del Cáncer del hospital San Vicente de Paul.


 


De acuerdo con el licenciado  Allan Bejarano Sandoval, de la escuela de Salud Pública de la Universidad de Costa Rica,  el programa navegadoras se instauró hace dos años el centro médico herediano  y sus resultados son evidentes, puesto que han logrado mejoras significativas en los tiempos de respuesta hospitalaria.   Los resultados fueron dados a conocer a la doctora María del Rocío Madrigal, presidenta ejecutiva de la CCSS y a la doctora Felicia Knaul, una activista internacional que estuvo recientemente de visita en Costa Rica.


 


De acuerdo con Bejarano Sandoval, la idea original de navegación surgió de la Sociedad Americana de Cáncer, como una iniciativa para acercar los servicios de salud  a la población migrante, principalmente mexicana,  que no tenía acceso a los servicios de salud para la atención del cáncer. 


 


En el caso de Costa Rica, se está aplicando para dar soporte a las pacientes con cáncer de mama y ayudarle en todo el proceso de búsqueda de citas, exámenes y tratamiento.  Este programa de navegación existe también  en los hospitales Calderón Guardia, San Juan de Dios y San Rafael de Alajuela.


 


El objetivo del programa de navegación es que las mujeres puedan recibir una atención ágil y con calidad sin mayores contratiempos.  Las mujeres que tienen la misión de apoyar a estas pacientes les recuerdan las citas, las ayudan a conseguir las referencias cuando las requieren y las orientan en todos requerimientos hospitalarios durante el proceso de tratamiento.


 


Allan Bejarano explicó que como parte del estudio, se analizó la ruta que siguen estas mujeres desde que son detectadas en los Ebáis y hasta que llegan al hospital México para su tratamiento con quimioterapia o radioterapia y luego de observar puntos críticos, se ha trabajado para mejorar y reducir el ciclo de atención. 


 


El programa navegadoras se incorporó en el San Vicente de Paul en virtud de que Heredia es una de las provincias de Costa Rica que tiene índices de mortalidad e incidencia más elevados en el territorio nacional.


 


En este momento hay 215 mujeres que están en proceso de navegación acompañadas por 10 mujeres navegadoras que ya pasaron por la experiencia de ser sobreviviente de cáncer, con el fin de asegurar una atención efectiva, eficiente y de calidad y mejorar su calidad de vida.  La mayor parte de las pacientes son amas de casa y alrededor de una quinta parte de ellas tienen seguro por el Estado.


 


Bejarano dijo que para alcanzar la reducción en el ciclo de atención fue fundamental la apertura y mejoras de gestión obtenidas en el centro médico herediano, al trabajo hecho por la clínica de mama del hospital y a su  plan de Atención Integral de Cáncer de Mama.


 


Para el doctor Roberto Cervantes, director del hospital de Heredia “Las navegadoras” son de gran relevancia y valor en la proyección del hospital hacia la comunidad, mientras que el doctor  Mario Ruiz, subdirector  destacó  que las navegadoras dedican su tiempo a las pacientes para facilitarles el camino y a reducirles la incertidumbre que genera la enfermedad.