Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Hospital de las Mujeres recibe donación millonaria para atender pacientes con cáncer de mama



  José Mairena Morera       Ene 29, 2016  |  08:37 PM      2849   Cáncer

Espan style="font-size: 12.16px; line-height: 1.3em;">El «Movimiento Rosa», de Auto Mercado, entregó ¢122.733.590 para el fortalecimiento del “Salón Rosa” del Hospital de las Mujeres, programa donde se ofrece atención especializada con el objetivo de mejorar la funcionalidad y el alivio del sufrimiento emocional y físico relacionado con el cáncer de mama.


 



El “Salón Rosa”, ofrece abordaje integral –tanto terapia física para rehabilitación como el acompañamiento clínico y emocional para la paciente y la familia- con base en una mezcla de personal institucional  y voluntariado, casi siempre expacientes y profesionales con gran sentido de solidaridad, que dan servicio y soporte a las enfermas.


 


La donación se concentrará en la compra de equipamiento para la rehabilitación física, pues el centro ha tratado con mucho éxito los casos, aunque eran instrumentos hechos por los técnicos de mantenimiento del hospital, que seguían los instructivos internacionales y que cumplían a la perfección con la funcionalidad deseada. 


 


Gracias a esa autogestión, el Salón Rosa incrementó la atención en el último trienio con recursos propios y ahora ampliará la atención con tecnología actualizada. En el año 2013, se atendían 109 casos nuevos y la cifra de pacientes se elevó a 275 el año pasado. Además, había 1267 casos de seguimiento en el 2013, mientras que ese número se incrementó a 2914 pacientes el año anterior.


 


•9 de cada 10 mujeres sobreviven al cáncer de mama en el Hospital de las Mujeres.


 


El “Salón Rosa” del Hospital de las Mujeres realizó un estudio de seguimiento de pacientes con cáncer de mama y determinó que el 87% de las mujeres tratadas en esa unidad tienen «larga sobrevivencia»; es decir, alcanzan una sobrevida  mayor a siete años.


 


El estudio relaciona el año de diagnóstico con el estado de salud actual y se realiza como parte del seguimiento de casos que hace el “Salón Rosa”, cuya filosofía de manejo integral de la enfermedad incluye la rehabilitación, siendo el primer centro de salud en ofrecer la rehabilitación para el cáncer de mama. 


 


UNIÓN DEL ESFUERZO PÚBLICO Y PRIVADO PARA LA ATENCIÓN DEL CÁNCER.


 


El «Movimiento Rosa 2015» es el programa de recolección de fondos entre clientes, proveedores y ventas promocionales de la empresa Auto Mercado. El monto total recaudado es invertido en varias causas sociales relacionadas con el cáncer. Este miércoles, parte los fondos del año pasado se entregaron al Salón Rosa. 


 


La actividad para oficializar la entrega de fondos contó con la presencia de autoridades del hospital entre ellas: Blanca Boza,  enfermera especialista en oncología y gestora del Salón Rosa;  Silvia Pérez,  gerente de responsabilidad social de Auto Mercado y Guillermo Alonso, presidente de Auto Mercado.


 


Los participantes resaltaron la importancia del trabajo conjunto entre el sector público y el privado en la lucha contra el cáncer,  enfermedad que representa una erogación de¢ 12 millones por hora para la (CCSS) Caja Costarricense de Seguro Social.    


 


“Nosotros creemos en alianzas con el sector público y asumimos un compromiso a largo plazo con los proyectos,  donde  les damos seguimiento con visitas y reportes, para monitorear el éxito de la inversión. Dada la organización y el impacto del Salón Rosa, estamos felices de establecer con ellos un relación sólida de apoyo”, afirma Silvia Pérez. 


 


La doctora Blanca Boza expresó el agradecimiento de la donación a nombre de las pacientes y destacó que las inversiones representan un salto cualitativo en la atención del Salón Rosa, pues los recursos ampliarán su capacidad tecnológica y de gestión.


SALÓN ROSA: ABORDAJE INTEGRAL


 


Tras los tratamientos quirúrgicos, la rehabilitación en las mujeres con cáncer de mama es amplia. Las revisiones periódicas son fundamentales para detectar las recaídas, segundos tumores o metástasis. El abordaje de rehabilitación también incluye ejercicio y estiramiento y condicionamiento suave para aumentar la fuerza y recuperar la función.


 


Entre otros asuntos, es necesario reducir el riesgo de linfedema (inflamación de las extremidades) en mujeres que se han sometido a una mastectomía, disección axilar o cirugía reconstructiva. Para las mujeres con linfedema, el tratamiento puede incluir la instrucción en cuidado de la piel y salud de las extremidades, masajes de drenaje linfático y técnicas de vendaje. 


 


Sin embargo, la doctora Blanca Boza, coordinadora del Salón Rosa, asegura que el apoyo emocional es tan importante como el físico, pues según los estudios oncológicos, el “sufrimiento de la mente” relacionado al cáncer afecta el ánimo, el estado mental, las relaciones sociales, espirituales y existenciales de la paciente.


 


Por lo tanto, la especialista explica que en el hospital dan apoyo para encontrar un significado tolerable a la presencia de una enfermedad que amenaza la vida. Durante el tratamiento, las pacientes reciben apoyo emocional y abordaje integral con un equipo de varios profesionales, incluyendo la consulta familiar.


 


El programa de rehabilitación para pacientes mastetomizadas comenzó en el Hospital de las Mujeres en el año 2008 y es el primero de su tipo en la institución. La enfermera obstetra Blanca Boza hizo la tesis de maestría en rehabilitación de cáncer de mama y tenía la inquietud de desarrollar en el hospital un programa para atender a las pacientes de manera integral. 


Este esfuerzo ha sido reseñado en revistas internacionales dedicadas al tema y el Salón Rosa ha sido objeto de reconocimientos nacionales e internacionales por su labor pionera y exitosa.


 


UNO DE LOS MODELOS DE ATENCIÓN DEL SALÓN ROSA: “CONSULTA FAMILIAR”


 


La modalidad de “consulta familiar” es la orientación en el tratamiento del cáncer de mama, tanto a las usuarias internadas como externas, y sin omitir la adecuada atención individual.


 


La iniciativa surge del Programa de Rehabilitación de la Paciente Mastectomizada y/o Cáncer de Mama. El hospital convoca a reunión de familia, donde los especialistas ayudan a comprender el proceso del cáncer y a ver la necesidad de reorganizar la dinámica de la casa, con el objetivo de fortalecer el apoyo mutuo y ayudar con la recuperación.


 


Blanca Rosa Boza, enfermera,  impulsó la iniciativa dentro del Hospital de las Mujeres. Ella propone que, para entender el objetivo de la consulta familiar, hay que saber que el diagnóstico de cáncer afecta toda la familia y no sólo impacta a la persona que recibe la noticia de la enfermedad. 


 


Laura Lizano, trabajadora social, asegura que el miedo y la tristeza pueden estar presentes a partir del diagnóstico del cáncer entre los familiares cercanos.


 


Yancy Solano,  psicóloga, señala la importancia de entender que el cáncer es proceso temporal, el cual hay cambios de rutina y de ánimo para muchos miembros de la familia y, en consecuencia, hay  los miembros deben revisar constantemente lo hecho para saber si la red de apoyo funciona o si es necesario hacer ajustes. 


 


Según los especialistas, la evolución del padecimiento es la consulta más frecuente en las visitas familiares. Por eso, la consulta familiar es una forma de medir el impacto de la enfermedad en las relaciones familiares, la canalización de temores, las angustias y todo lo que implica en una familia el diagnóstico de cáncer.