Caja Costarricense de Seguro Social

Blog

Patronos deben a sus trabajadores ¢24.473 millones de aportes a la Ley de Protección al Trabajador



  Diego Coto Ramírez       Mar 04, 2016  |  08:43 PM      2798   Cobros

5span style="font-size: 12.16px; line-height: 1.3em;">59 315 patronos que se encuentran morosos con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) le deben a sus trabajadores ¢24 473 millones por concepto de  aportes a la Ley de Protección al trabajador.


 



Luis Diego Calderón Villalobos, director de Cobros de la CCSS, dijo que los trabajadores cuyos patronos no hayan pagado algún rubro, no podrán disponer de esos recursos del Fondo de Capitalización Laboral (FCL), a partir de abril cuando se cumpla el tercer quinquenio.


 


Calderón explicó que estos fondos se financian del aporte de patronos y trabajadores. El patrono aporta un 4.75% del salario del trabajador y el empleado aporta un 1% de su salario;  estos rubros son recaudados por la CCSS conjuntamente con el resto de cargas sociales y distribuidos a las operadoras de pensiones una vez que el patrono realiza el pago.


 


“Hacemos un llamado de atención a todos los patronos que se encuentran en morosidad con la CCSS para que realicen el pago de los rubros pendientes, pues el mayor afectado es el trabajador que no puede disponer de su FCL o parte de este”, agregó el funcionario.


 


Del total de la deuda pendiente, los 10 mayores deudores deben un total de ¢825 millones. A continuación la lista de los mayores deudores.


 


La Ley de Protección al Trabajador promulgada en el año 2 000 creó el Fondo de Pensiones Complementaria (FPC) y Fondo de Capitalización Laboral (FCL).  El primero constituye una pensión complementaria a la de Invalidez, Vejez y Muerte de la CCSS o de otro régimen de pensión sustituto;   el segundo fondo al igual que el primero, es un ahorro obligatorio, que se crea con la relación laboral (patrono-trabajador),  es parte de la cesantía y puede ser retirado por el trabajador cuando concluye la relación laboral o cada cinco años de continuidad laboral.  Ambos fondos son administrados por la operadora de pensiones que elige el trabajador.