Blog de
noticias

Enfrentamos la realidad con mística y pasión

Susana Saravia Calderón Susana Saravia Calderón
Noticia

Hospital México inaugura planta purificadora de agua para pacientes de Hemodiálisis

Agua más pura, que permitirá con mayor facilidad la extracción de las toxinas de la sangre que circula por la máquina de hemodiálisis, cuando el paciente con insuficiencia renal esté conectado a esta máquina, es lo que se obtiene ahora gracias a la nueva planta purificadora de agua que se instaló en este centro médico.

De acuerdo con el Dr. Manuel Cerdas Calderón, jefe del servicio de nefrología del hospital México, con la puesta en marcha de esta planta, se puede garantizar ahora a los más de 40 pacientes de hemodiálisis que llegan diariamente, una mayor calidad en el proceso de su tratamiento, ya que el nivel de pureza del agua que ingresa a las máquinas para ayudar con la eliminación y extracción de las toxinas de la sangre es tal, que los equipos pueden realizar dicha función con un alto nivel de eficiencia y seguridad.

Según el especialista, el agua es fundamental para que la máquina pueda realizar por ósmosis la limpieza de la sangre, función que realiza normalmente el riñón, pero que en los pacientes con insuficiencia renal no es posible y es precisamente la función que debe realizar la máquina de hemodiálisis.  Anteriormente cada máquina tenía instalada una pequeña planta que hacía esta función de purificación del agua, no obstante no tenía la calidad de filtros utilizados ahora, sin mencionar además que el personal de enfermería debía cambiar los filtros entre paciente y paciente para preparar cada equipo, con los retrasos de tiempo e inconvenientes que esto generaba en cada ocasión, apuntó el especialista.

Esta purificación del agua responde ahora a la normativa y estándares internacionales establecidos, así como por lo dispuesto por el mismo Ministerio de Salud.

Para el Ing. Omar López, del servicio de Ingeniería y Mantenimiento de este hospital, con la instalación de la planta también se ha obtenido un enorme beneficio en la continuidad de la atención, ya que al disminuirse la dureza del agua (extraerle los minerales), eliminarle el cloro y los componentes microbiológicos, los equipos mantienen un mayor nivel de eficiencia en su funcionamiento, sufren menos averías, menos consumo de repuestos y por lo tanto se mantienen funcionando de manera más continua.

El costo total de la obra fue de $1.000.000 (un millón de dólares) incluyó además el mejoramiento de todos los componentes eléctricos, tableros eléctricos, transformadores de la subestación y generador, todo certificado para hospitales, así como los equipos de purificación del agua. Se trata de la segunda planta de este tipo en nuestro país, seguida por la instalada en el servicio de Hemodiálisis del hospital Enrique Baltodano de Liberia.

Escuchar

Si detiene el audio, la lectura comenzará desde el principio